¿Conoces las nuevas agencias de modelos de tallas grandes o modelos “raros”? ¿Eres consciente boom de la alimentación saludable y la estética consciente? ¿Sabes de la existencia del “Estilismo Emocional”? ¿O de la cantidad de negocios digitales que ponen en valor nuevos emprendedores?

No es extraño, estamos viviendo un cambio social, una evolución acelerada que unida al desarrollo tecnológico y la era del Imagen que no acaba…, nos impulsa a la transformación personal, profesional y social.

Hace 10 años no existía un sólo programa de Coaching de Imagen en España y hoy más de 10 propuestas que están haciendo avanzar al sector.

Confío plenamente que los nuevos profesionales están ayudando a revalorizar la imagen como agente de cambio, a contribuir a los colectivos más necesitados, a los problemas de género en toda su extensión, a la recuperación de autoestima de personas que han superado enfermedades que afecta al cuerpo, a la nueva visión de profesionales seguros y comprometidos con una imagen auténtica y coherente…

¿De dónde viene ése cambio y cómo nos afecta personal y profesionalmente?

Se rompe el techo de los estereotipos sociales

Si recuerdas Dove comenzó con hablando de la “Belleza Real” mostrando cuerpos de mujeres fuera del canon de la extrema delgadez.

Años después AXE cambió el enfoque de su comunicación y de la propia imagen del hombre poniendo en valor la autenticidad, la diversidad de género y la sensibilidad masculina. Me impactó mucho cuando me mostraron los datos de la encuesta mundial que pasaron a sus clientes y el por qué del giro que querían dar a la marca: Una nueva visión del hombre que se acerca a su parte femenina.

La Anti-agency sigue en pie con el lema de “buscamos gente real”, en pasarela empiezan a ocupar puestos modelos de género fluido y cada vez más salen a la palestra nuevas agencias y concursos de tallas grandes…y un sin fín de nuevas propuestas que nos hacen reflexionar.

En la campaña de Beauty Inside de Shiseido dan un paso más allá si cabe hablando de se se puede retratar la “Belleza Interior” y la necesidad de expresarla y cuidarla.

Si bien no todo es belleza ni todo las grandes compañías, son ejemplos interesantes para ver cómo todo lo relacionado con el cuerpo y la imagen evoluciona hacia nuevos territorios en los que los viejos estereotipos o cánones desaparecen, se fusionan o se reinventan.

En Coaching de Imagen hablamos mucho de los 7 Estilos Universales, y ellos son precisamente los estereotipos claves que más se repiten en la sociedad occidental. ¿Por qué ? Porque los hemos aprendido de otros, porque amamos unos y detestamos otros. Los estilos nos hablan de limitaciones y prejuicios a superar (no sólo de ropa) y de potencialidades ocultas; ahora, nunca, por favor: te etiquetes. Úsalos para saber cuál es el siguiente paso en tu desarrollo personal.

Necesidad de vivir mejor, compartir y desarrollar plenamente nuestra espiritualidad

Las tendencias son tendencias y se instalan sólo algunas. Lo que sí vemos en el día a día es que cada vez más queremos cuidarnos por dentro y por fuera, que no nos vale todo, que hay tanta información en internet que casi somos autodidactas y no nos sirve cualquier profesional para dejarnos en sus manos.

También tenemos exceso de información y la auto-exigencia y el crítico interno siguen sin desaparecer. En la mayoría de los casos que trabajo son los trending topics de las sesiones individuales.

Las redes sociales y su doble filo nos pueden llevar al Selfie Syndrom o a la adicción narcisista para obtener reconocimiento y likes. Pero me quedo con lo bueno de la red porque nos ayuda a conectar también de forma más genuina con amigos, clientes y el mundo.

Y es normal porque en el desarrollo hay varias fases y una de ellas consiste en superar las nuevas limitaciones que nos encontramos en el camino de crecer, “ser” y comunicarnos con los demás.

Cada uno de nosotros somos un sistema: interior, cuerpo e imagen, lleno de disparidades e incoherencias que nos hacen hermosamente vulnerables e imperfectos.

Por éso creo que estos datos sociales en relación a la comunicación y la imagen nos sirven para confiar en la revolución de los estereotipos, en trascender nuestras limitaciones, confiar en que toda la fuerza está en nuestra naturaleza más auténtica. Y que cada uno de nosotros tiene un propósito.

Ahí andamos todos buscando “el sentido” de quienes somos y esto sí que es más espiritual que material.

La materia nos ayuda a ser espirituales y es compatibles

Hablar sólo de imagen externa es superficial si no lo vinculamos al respeto por el cuerpo y a la identidad personal.

Pero también necesitamos sentirnos que somos válidos, que pertenecemos a un grupo o ideología y mostrarlo fuera.

Si separamos lo interno de los externo, son dos cosas. Si no, es una.

Siempre he creído que la imagen es un resultado, que no podemos “adquirirla” o “cambiarla sólo desde fuera”.

Somos seres tridimensionales y la forma: cuenta.

Si nos alineamos con el cambio social que ya está ocurriendo, podemos hacer un checking de cómo estamos de preparados para vivir de forma más consciente libre y genuina.

¿Qué necesito para avanzar?

Vamos a ello.

Cómo contribuir a la revolución de la Imagen Personal y el Cambio Social

Necesidad de cambio a nivel personal

  • Ser consciente de quien eres y cómo estás construido por dentro, de tus emociones, tus valores o aspiraciones. ¿Qué faceta de ti mismo necesita revisión y acción?
  • O recuperar una relación sana con tu cuerpo, tu forma de cuidarte y nutrirte, ¿cómo vas?
  • O tal vez es tu estilo, tu modelo de éxito, tu forma de presentarte ante el mundo: detecta el estilo que te limita para transformarlo y el que te potencia para desarrollarlo.

Aunque separo estas áreas en 3, son una unidad. Un cambio interno afecta al cuerpo; uno en el cuerpo afecta a tus emociones y tu estética sin duda; o una modificación en tu imagen externa a todo lo demás.

¿Qué necesitas para avanzar?

Necesidad de cambio a nivel profesional

Cuando te comprometes 100% con tu evolución personal será normal que te surjan dudas sobre qué hacer con tu vocación o plantearte si realmente estás en el lugar correcto para seguir creciendo y esto es: la profesión.

En el artículo “Cómo saber si necesitas “fabricarte” tu propio trabajo y liberar tu potencial creativo” te lo contaba.

Cuando rompes con creencias mentales o estereotipos sociales ya no te vale cualquier cosa.

Aunque da miedo dar el salto a veces nos toca atrevernos a crear la profesión que siempre hemos soñado. Si miras a tu alrededor no es tan dramático el cambio, seguro que conoces a personas que han logrado montarse “lo suyo” y disfrutar de mayor libertad y realización personal.

Con esto no quiero decir que todos tenemos que cambiar de trabajo. Estés donde estés puedes revolucionar tu entorno para sentirte más satisfecho contigo mismo y también para ser más útil y contribuir de verdad al cambio global.

Hay dos precios que pagar y dos premios:

– El precio de dejar de ser tu mismo y el premio de la comodidad.

– El precio del cambio y el premio de la libertad :)

Necesidad de cambio a nivel social contribución

Cuando tienes cubiertas tus necesidades personales porque estás en paz contigo, has colocado tu profesión en un lugar que disfrutes es natural que quieras: darte al mundo (no sólo mostrarte)

Recuerda:

  • La imagen personal es un resultado de tu desarrollo (no una máscara)
  • La contribución social aparece en el momento en el que tienes cubiertas tus necesidades personales y profesionales.

Ya lo dijo H. Maslow, la auto-realización está en el último peldaño.

Lo que pasa, dicho así, es que parece muy egocéntrico.

Todo lo contrario, la propia auto-realización está vinculada al servicio a los demás.

¿En serio?

Sí, cuando estás lleno, quieres dar y ahí está la clave.

Con todo lo que eres y haces, ¿a quién más puedes ayudar?

¿Cómo sería para ti poder disfrutarte y compartirte a la vez?

  • Imagina que te han fichado para una obra de teatro y no supieras cuál es tu papel, ¿cómo saldrías a escena?
  • Piensa por muy loco que parezca, que además, ni siquiera supieras que eres actor, ¿cómo te sentirías?
  • Queda poco por contar sobre cómo vivirías cada función.
  • Pero no acaba aquí… piensa cómo se sentirían los compañeros del elenco y lo más importante: el público…

Es tu elección tomar la responsabilidad de tu vida-profesión-papel en el mundo. No es una obligación tomarla, lo que pasa es que en el fondo, cuando no estamos cómodos en el traje, lo sabemos, se nota y fastidia…

¿Qué hacer para alinearme con el cambio?

  • Si es personal: ahonda en tu Auto-conocimiento interno, físico o estético hasta que des con las clave para pasar de la frustración e incomodidad a la satisfacción y poder personal.
  • Si es profesional: ya sabes de ti, toma decisiones, lo más difícil y liberador a la vez. Busca mentores si lo necesitas para adelantar errores, provoca el cambio que tienes en mente, si no todo quedará igual. Apóyate en todo lo que has aprendido y amortiza tus conocimientos.
  • Si es social: ¿Qué haces ahí parado? ¡Necesitamos más soldados del cambio como tú! :)

Lo personal, profesional y social van de la mano y en la evolución de cada uno son justo los obstáculos los que nos dicen “qué necesitamos para avanzar”.

Si ha resonado algo contigo al leer este artículo será genial que contribuyas con un comentario.

Esto lo hacemos juntos.

Espero que te haya sido útil.

Un abrazo

Domingo Delgado.

Pd: si quieres dar un giro personal, profesional y contributivo a tu vida y nuestro método te pellizca el cuerpo con alegría e inspiración: échale un vistazo al Programa Experto en Coaching de Imagen.

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *