La sensibilidad es uno de los factores de personalidad más presentes en las personas creativas y también en los profesionales de apoyo/ayuda.

Si lo tuyo es Coaching de Imagen tienes el doble de papeletas para que te toque 😉

Y esto es buenísimo porque son cualidades necesarias para conectar de forma genuina con las personas, bucear en las emociones y comprender el universo sensorial de la estética. Todo en el mismo pack.

También es cierto que el mundo sensible tiene una serie de obstáculos que si no se trabajan se pueden convertir en auténticas montañas a escalar que te impidan disfrutar 100% de tu profesión, ser un emprendedor/a de éxito o incluso llegar a sospechar que no es lo tuyo.

Después de estos años he visto cómo algunas creencias y patrones frenan la carrera de personas absolutamente brillantes y comprometidas. Hoy comparto contigo alguna de ellas y estrategias para convertir por fin éso que crees vulnerable en ti en oro puro para tu bienestar personal y por su puesto también para ser mejor profesional.

“Me afectan mucho las emociones y me identifico enseguida con lo que le pasa a mis clientes (y en realidad con el resto de personas de mi alrededor)”:

Bienvenida la empatía que viene a contarte que necesitas entrenarte un poco más.

Hay dos extremos: por un lado la frialdad y ausencia de conexión con las emociones de los demás y por otro inundarte por completo de cualquier emoción que aparezca delante de ti en una película, en un conflicto con tu vecino de enfrente o en la aplicación de técnicas de gestión de emociones para tus clientes.

Si tu caso es el último hay algo importante que mirar:

  • lo primero que tienes una muy buena capacidad de conectar con las personas, animales o plantas 😉 y éso es un don.
  • Lo segundo, que existe un punto medio saludable de empatía.
  • Lo tercero que identificarte demasiado te cuenta que necesitas aprender a trabajar el desapego y neutro y darte cuenta de si lo que ves fuera en realidad activa temas pendientes en ti mismo y aprender a “entrar” y “salir” de las emociones de otras personas de forma profesional: técnicas de gestión emocional y práctica, mucha práctica.

“A veces me saturo y pienso si esta será realmente mi profesión”.

Lógico, si tu sensibilidad y compromiso te hace dar el 200% en la sesión informativa ya estarás hecho polvo a la 2ª sesión y todavía queda mucho por andar.

Cuida tu preparación y cierre en cada sesión:

  • Ten un cuaderno en el que apuntes el foco de cada sesión para no abrir más de la cuenta y tener “espacio mental y emocional” para lo que pueda surgir y no esté planificado.
  • Prepárate para la sesión 10 minutos antes de comenzar bien con una sencilla meditación, centramiento, técnica de focusing o lo que mejor te venga.
  • Durante la sesión mantén una actitud neutra: con ella se puede empatizar igual sólo que adoptas la posición profesional que te permite observar y estar más al servicio. Si te identificas del todo, te puedes perder y dejar de ser útil y estar al servicio, piensa esto.
  • Al terminar la sesión deja también 10 minutos para “soltar” la experiencia que has acompañado volviendo a tu centro sin “quedarte con nada” de lo que ha traído el cliente.
  • Ten sólo el nº de clientes que tu músculo emocional te permite (crece con el tiempo).

Maneja tu motivación y ganas porque el otro crezca:

No estamos aquí para salvar a nadie, cada cliente tiene en su mano la responsabilidad de su cambio. Si internamente aceptas esto, también afectará de forma positiva a tu desempeño y el cliente, ya verás.

“Tengo muchas tantas ideas en mi cabeza que sé que funcionarían…pero no hago nada”

Totalmente normal en una persona creativa; es como tener mil aviones boeing 7474 en tu cabeza en forma de proyectos, ideas, planes, oportunidades, hobbies, aventuras y experiencias… que a veces es difícil saber qué hacer por ello.

Si la creatividad se te dispara hasta niveles insospechados necesitas crear un aparcamiento para ésos aviones. Encuentra la forma de “vomitar” tus ideas en un cuaderno, excel, word, notas del movil… para que tu cerebro se calme y te sirva en el momento adecuado para lanzarlas, reformarlas o usarlas si te quedas si te quedases sin inspiración en algún momento. Como ves no es cuestión de rechazar tu talento sino de canalizarlo.

Quédate con la idea que más te impacte y trabaja el compromiso contigo mismo y con “hacerla realidad”. Cuando te pones manos a la obra el sentimiento de frustración bajará, la sensación de capacidad aumentará y las otras ideas pendientes se recolocarán por orden de prioridad según entrenes esto.

Sólo ése camino del “hacedor” te dará mucho más estabilidad y logro que quedarte rumiando una y otra vez las mil posibilidades que habitan en tu cabeza.

Si no implementas no pasará nada; bueno sí, ruido en tu cabeza, mucho!

Si te pones, iniciarás el camino hacia conocerte mejor y cambiar lo que necesites para seguir creando.

“Me cuesta realmente descansar con tanta estimulación”

Stop.

Pon como prioridad tus momentos para parar y no hacer nada y cuando digo nada incluye cero actividad mental, emocional o cualquier otra.

El silencio dentro de ti es muy importante si sabes que tienes un pensamiento análitico, vives con intensidad las emociones o no puedes parar de crear, visualizar o incluso reflexionar.

El motivo principal debe ser conocer cuáles son tus ritmos, tu volumen de pasión y adecuarlos a la vida real más que las fantasías.

Crea un horario en el que te pongas al límite de tareas, tus sesiones, tiempo de estudio y de dispersión creativa incluso. Reconoce las paradas reales sin las cuáles no puedes avanzar, cuida muy bien la calidad de tu descanso para dormir y si no puedes ver películas o series por la noche porque te vuelven a llenar el cuerpo de información, acepta que es así, deja de hacerlo por un tiempo y notarás cambios enseguida.

Busca además una actividad física que vaya acorde contigo, no todos lo deportes o disciplinas son iguales para cada uno y sabemos que mover el cuerpo es la herramienta top para reducir carga emocional.

Al igual, en tu plan anual agenda una escapada mensual aunque sea de bajo coste y tu reset ineludible en verano para realmente desconectar (no para aprender nuevas herramientas o leerte los 10 últimos libros pendientes).

“Llego a pensar si ¿estaré bien de la cabeza?”

Pues seguro que sí y si no, estaría bien conocerlo 😉

Si eres un profesional que se dedica a ayudar a los demás tú también necesitas ése espacio en el que no tengas que sostener nada o incluso tener la opción de que te sostengan a ti.

Coaching, Terapia, retiros espirituales, tiempo suficiente y de calidad con ésas persona con la que sientes 100% comprensión y no juicio.

Para la sensibilidad y creatividad el autoconocimiento es un eje central que te ayudará a reconocerte tal y como eres y con paso del tiempo entender mejor tu funcionamiento interno que sin duda es exclusivo tuyo. Hacerte maestro de ti lleva tiempo, ganas y no prisas.

Espero que te sirvan alguna de estas estrategias.

¿Cuál de ellas piensas que se ajusta más a ti?

Deja tus comentarios más abajo.

Me encantará leerte

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

8 COMENTARIOS

Comments

  1. Sensibilidad?? Dios soy una persona super sensible. Me emociona las experiencias de otras personas. Gracias por compartir este artículo.

  2. 😮😮 Que cosa tan acertada, imagina soy Psicóloga y Diseñadora Textil y de Moda, sin embargo en este momento no hago ninguna…

  3. Me ha venido fenomenal este artículo. Justo necesitava estas refelxiones. Lo he trabajdo, he tomado notas y he elaborado un plan de 5 puntos. Todas las estrategias que explicas debo aplicarlas. En mi caso estan relacionadas, son un pack para el exito personal y profesional: 1. Horario 2. Preparación-cierre sesión 3. Manejar la motivación: aceptar que el cambio del cliente depende de él, despues de ser neutra y profesional 4. Descargar el cerebro anotando ideas, para luego analizar y hacer (HAZCIÓN). 5. Parar (dia-mes-año).
    Revisar cada semana el plan (domingo tarde).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *