“Domingo, me cuesta diferenciar Coaching de Imagen (CI) de Asesoría de Imagen (AI) y me gustaría transmitir a mis clientes que mis servicios que van más allá de las apariencias“.

Una frase que se repite mucho en las dudas que me plantean los profesionales que están “en transición” de una profesión a otra”. Conocer las claves de la distinción entre un servicio y otro te ayudará a contestarte a ti primero, y sentirte más seguro y confiado a la hora de ofrecer servicios más completos. Pero sobre todo, a cuidar a un cliente que en general no tiene tantos conocimientos y experiencia como tú y merece ser atendido.

A veces un “no es lo que te puedo ofrecer” y la honestidad es mucho más potente que tratar de hacer piruetas para convencer a alguien de que trabaje contigo.

En cualquier caso, lo fundamental es que tengas claro tú, qué es lo que puedes ofrecer.

(más…)

A veces sólo hace falta una tontería para que una situación nos saque totalmente de nuestras casillas y es que si ponemos el foco en sólo en las circunstancias pensaremos que todo viene de fuera…

Como te he contado en otros artículos, “sentimos solitos”, y pese a lo que ocurra fuera, las emociones siempre son propias y unas aliadas tremendas del cambio.

Los principiantes suelen preguntarme mucho sobre cómo abordar una situación emocional en sus sesiones:

  • “Pero… ¿y si se pone a llorar el cliente? ¿qué hago?”.
  • “Y si me emociono yo, ¿qué?”
  • “Me da miedo meterme en ésos asuntos y no creo que esté capacitado para estos temas”.

(más…)

Es habitual que te encuentres en sesión en una situación en la que a tu cliente le cueste conectar con sus emociones y tienda a refugiarse en el discurso de la mente, lo racional y lo conocido…

Cuando somos conscientes de que buscamos un cambio en nuestras vidas, la primera barrera que se suele presentar es nuestra propia cabeza y sus famosas resistencias al cambio.

Vamos a ver hoy brevemente cuáles son las causas habituales del enganche a las “justificaciones” y más abajo estrategias, técnicas y herramientas para apoyar a tu cliente a tener una perspectiva mayor de su objetivo y lo que quiere conseguir.

¿Por que nos refugiamos de forma automática en la “cabeza”?

Por protección.

Nuestra mente es especialista en tratar de encontrarle sentido a cualquier situación, problema o conflicto y eso es una fortaleza y también una limitación.

Argumentarnos todo es a veces un mecanismo de defensa que nos puede separar de percibir tal cual lo que estamos sintiendo y también puede anestesiar nuestra parte más instintiva o intuitiva.

Mucho se habla hoy en día de los 3 cerebros: cabeza, corazón e instinto localizados en los 3 centros del cuerpo.

(más…)

La Imagen Personal está asociada a tu historia emocional y tu inteligencia emocional actual, a tu emancipación del pasado y a tu capacidad de autorrealizarte.

La apariencia es la última en llegar a tu identidad porque el fondo de tus intenciones, tus necesidades y tu soltura en la relación con el mundo, nace antes: en tu interior.

Y además, puedes aprender a mirar tu parte externa como un espejo supergeneroso para saber lo que realmente necesitas para avanzar y alcanzar un estado de mayor libertad personal.

Para comprenderlo un poco mejor te hablaré hoy de los 3 pilares psicológicos que sostienen lo que ves por fuera:

1. Pilar Emocional:

La imagen externa por sus características genera estados emocionales que activan los 5 sentidos de quien te ve y también de ti mismo, pero esto ya lo sabes. Ahí estamos hablando del efecto de lo de fuera en lo de dentro.

Si lo miramos en la dirección contraria, de dentro hacia afuera, podrás entender porqué tienes tendencia a usar un estilo de vida más sencillo o más sofisticado.

Sigue la ruta de las siguientes preguntas  😉

  • ¿Cuánto comprendes lo que sientes?

A veces ni siquiera sabemos ponerle nombre a lo que pasa por ahí dentro y ésa es la primera tarea para no verte secuestrado por una Imagen Ideal, que flaco favor le hace a tu autoestima.

La capacidad de reconocer, aceptar y canalizar tus emociones es clave para saber quien eres, porque si no será más fácil que te identifiques con tus sentimientos y tú no eres éso. Las emociones son un semáforo que te avisa de que está pasando en ti y en relación a tu entorno. Si quieres saber más échale un vistazo a lo que te viene a contar la Alegría, la Tristeza, el Miedo, el Enfado, el Asco o la Sorpresa.

(más…)

Si alguna vez has pensado que detrás de la imagen personal hay mucho más que prendas, complementos y accesorios, estas en lo cierto.

Ser consciente del poder de la imagen es útil, pero no sólo por el impacto que puede causar en los demás, sino más bien por convertir la apariencia en una herramienta de desarrollo personal.

En todo lo que haces, “vas tú”; desde la elección de prendas al uso del color, el tipo de diseños que te gustan y la forma de combinarlos.

Cada elemento de la imagen personal forma parte de un sistema completo y no funciona igual tu voz si vas vestido de negro que el tono de tu piel en relación a cómo te mueves, ¿me explico?

Es fácil creer que al crear un estilo propio se van a dar las circunstancias para que seas percibido de determinada forma pero el tema es que “en la mano” las prendas y accesorios funcionan mejor, que cuando luego “te lo pones”.

(más…)