¿Es realmente posible expresar quien eres por dentro a través de tu Estética?

Si no tuvimos la asignatura de “auto-conocimiento” en la escuela parece difícil que demos en el clavo de quienes somos de forma espontánea y natural, y ya, aprender a proyectar en la imagen externa nuestras cualidades y fortalezas, es otro cantar.

Los estereotipos sociales de éxito y la necesidad de pertenencia a un grupo, hace que parte de nosotros, en muchas ocasiones esté prestada para sentirnos incluidos y que valemos..

Sin embargo, tenemos una esencia y una “forma” externa de expresarnos ante el mundo que nos caracteriza. Y podemos desvelarla usando las herramientas adecuadas, para sentirnos mejor con nosotros mismos y vivir de una forma más auténtica, libre y genuina.

¿Sabías que el color puede ayudarte a conocerte y también a mostrarte fuera tal y como eres?

Hoy te quiero aportar una secuencia de pasos que te pueden ayudar a conocerte mejor y expresarte dentro y fuera de ti con mayor comprensión y coherencia. El uso del color es algo más que una experiencia visual y si quieres, puedes usarlo para provocar los cambios que quieres en tu vida. Es la herramienta más amable y reveladora que conozco dentro de todas las técnicas de imagen personal y la psicología.

Al final del artículo también te contaré un experimento que llevé a cabo junto con Shiseido, IBM y Espada y Santa Cruz que nos ayudó a poner forma a todo esto de la Psicología del Color.

Lo que pasa es que en general, asociamos el color a algo banal o accesorio. Aún con miles de publicaciones sobre el significado del color, da la sensación que sólo los publicistas, especialistas en marketing o como mucho los interioristas o consultores de imagen, lo usan para generar determinados estados emocionales que entiendan sólo unos pocos.

Pero tú, por tu cuenta también puedes aplicar el impacto del color en tu día a día y no sólo en tu indumentaria, sino a tu alrededor, sin que tengas que hacer nada muy extravagante.

¿Qué hacer?

1. Comprende lo que expresas de forma natural.

Vete dentro primero, ¿a qué? A reconocer, aceptar y canalizar tus emociones. Aprender a ponerle nombre a lo que sientes te va a dar información de lo que necesitas hacer, y el color te puede ayudar.

Ya vimos hace tiempo como las emociones básicas tienen unos mensajes muy claros para ti. Puedes revisarlos si no los has visto por aquí: Alegría, Tristeza, Enfado, Asco, Miedo, Sorpresa.

Basta con escuchar qué te vienen a contar para darte cuenta del cambio que necesites en el momento que las sientes para comprenderte mejor y saber qué hacer.

El primer paso para expresar quien eres es respetar y acoger todo lo que sientas.

Date cuenta también de aquellas emociones a las que sabes que “te enganchas”: ése enfado recurrente todas las mañanas, la tristeza que aparece siempre en los mismos momentos… Todas las emociones son útiles aunque también hay otras que nos drenan. Quizá sigan ahí porque no hayas sabido gestionarlas y continúan manifestándose o incluso gritando dentro de ti: precisamente para que las escuches si nos les has hecho caso.

Sin embargo, tú no eres tus emociones, son un mecanismo para conocerte y es el primer paso que te recomiendo antes de decidir qué quieres expresar de tu personalidad, para que no confundas justamente éso contigo. Tú no eres sólo, tus emociones.

En el artículo Equilibra tus Emociones a través del Color, te contaba cómo hacer un ejercicio sencillo para detectar las emociones que están en tu interior, con preguntas útiles para poner nombre a lo que sientes e identificar lo que llamamos “Estado Cromático Interno”. Échale un vistazo si quieres poner lo que lees en práctica.

2. Elige qué quieres hacer:

A veces hay que ponerse en marcha y otras para a reflexionar. Cuando conoces tus emociones podrás tomar decisiones:

  • ¿Cómo quieres sentirte a partir de ahora?
  • ¿Qué habilidades o acciones necesitas poner en marcha para cambiar tu vida?

Descubre si quieres expresar lo que sientes tanto si es agradable:

  • Mantener y sostener en el tiempo las emociones positivas es posible usando a tu alrededor el mismo color con el que tú mismo/a asocias el estado que quieres que siga presente en tu día a día.
  • Equilibrar tu estado emocional: descárgate en internet una rueda del color y combina en tu día a día el color que representa para ti la emoción que quieres armonizar en conjunto de los otros tonos aledaños que estén a la izquierda de la rueda del color.
  • Amplifica tus emociones: a veces hay emociones positivas que nos cuesta permitirnos, por la educación que hemos tenido, por falta de costumbre o a veces incluso por miedo a qué sucederá si te lo permites. Si ése es tu caso, usa el color que representa para ti la emoción que quieres armonizar combinado con los otros tonos aledaños que estén a la derecha de la rueda del color.

Como si son desagradables

  • Puedes elegir expresar tus emociones: cuántas veces te pasa que no te permites el enfado, o quizá la tristeza o incluso el asco… todas son bienvenidas y si tu caso es que quieres aprender a sentirlas para poder manejarlas usa el color que la represente durante un tiempo para ayudarte por dentro y por fuera a reconocerla y aceptarla.
  • Compensa o Armoniza tu estado interior: si sabes que saltas por los aires con el enfado o que a la mínima te viene a visitar el miedo o la tristeza. Identifica bien el color que representa estos estado para ti, acude a la rueda del color y escoge el color complementario (justo el que está en frente)) para combinarlo en tu estilo.

Ponerte a ello, ya te saca de vivir inconsciente, tomar partido en lo que te ocurre y usar la estética como una herramienta de desarrollo personal. Mantén los cambios en tu apariencia durante el tiempo suficiente como para que te permita darte cuenta de que estás interviniendo en tus pensamientos, emociones y estética.

3. Moviliza la energía del color en todas las áreas de tu vida que puedas:

El estilo es más que indumentaria, presta atención a qué colores hay a tu alrededor en casa, en el dormitorio, en el espacio para socializar o también en la cocina o el despacho. Los tonos que usas son una metáfora de tu insconsciente: haz un recorrido visual por las estancias de tu hogar y date cuenta de cómo te hacen sentir y si ésos colores te están ayudando a dirigirte hacia tus objetivos.

¿Qué colores están más presentes en tus espacios?

Sigue tu estrategia de emociones y color para extender tus acciones también en otros espacios que habites en los que puedas hacer algún cambio: quizá en tu mesa de la oficina, en la casa de veraneo…

Si te apetece ahondar en el tema y ponerte manos a la obra mira el post 8 Claves para llenar tu casa de color y disfrutar de un hogar enfocado a tus propósitos.

Si intervienes por dentro, en tu imagen y tus ambientes, el cambio que buscas se potenciará aún más.

4. Observa los cambios en tu forma de pensar, sentir y actuar:

Deja pasar el tiempo suficiente para observar las nuevas sensaciones. Sólo por llevar una pulsera color violeta no te volverás más espiritual ni más alegre por ponerte un día el color amarillo.

Comprométete con hacer cambios globales, arriesgarte y permítete observar cómo cambian tus opiniones sobre lo que sientes y cómo piensas.

No es una tirada de cartas, ni caerán las soluciones del cielo por un pequeño movimiento.

Estate pendiente de ti y de cómo reaccionas según avanzan los días, es un trabajo precioso 😉

5. Pasa de una vida gris a otra llena color.

Y esto te lo digo como metáfora de una vida más satisfactoria.

Sentirte más agusto contigo mismo, aprender a gestionar tus emociones y tener más confianza en el cambio que deseas te volverá más optimista, proactivo y una persona con más recursos para llevarse mejor consigo y con los demás.

Hace tiempo que colaboré en un proyecto precioso de Shiseido para el lanzamiento de WASO Beauty Inside y pudimos comprobar científicamente gracias a la herramienta Personality Insight de IBM como las características, necesidades, valores de las personas pueden asociarse con la Psicologia del Color.

Hicimos un experimento en el que Alba Galocha que se prestó a vivir la experiencia y estos fueron los resultados:

Y dime ahora, ¿qué emociones quieres comenzar a gestionar en tu vida y qué colores pueden ayudarte en el camino?

Me encantará leerte.

Un abrazo

Domingo Delgado

 

 

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *