Mirando a tu alrededor: lo que llevas puesto, la decoración de tu casa o incluso la comida que tomas cada día, es fácil ver qué colores están más presentes en tu vida.

Imagina que tomas una linterna con tus manos y pones el foco hacia tu interior: ¿qué sientes? ¿de qué color es?

Te parecerá una locura pero internamente nuestro inconsciente también se expresa en color. Tu hemisferio derecho se encarga de asociar estados emocionales a colores. De ahí que en el imaginario colectivo encontremos listas y listas de significados del color.

En el fondo el color es una interpretación subjetiva y aparte de “ponértelo” fuera, dentro de ti se expresa y habla de tu inconsciente. A este fenómeno podemos llamarle tu “Estado Cromático Interno”Rose Albright.

Recuerda que la imagen es el lenguaje del inconsciente y el color su parte más abstracta y misteriosa.

3 Principios Básicos de la Energía del Color:

Sabemos que existen 3 Colores Primarios de cuales salen todas las combinaciones posibles de los tonos y matices que somos capaces de percibir.

Cada uno de ellos expresa un tipo de energía:

  • Rojo: fuerza y acción.
  • Azul: Fluidez, movimiento y reflexión.
  • Amarillo: mente creativa, activación mental

¿Te gustaría saber cuál es tu Estado cromático?

Tu forma de vestirte, la decoración de tus espacios e incluso la elección inconsciente de la comida que te llevas a la boca es un reflejo de tus motivaciones, actitudes y creencias.

Tendemos a elegir los colores según las circunstancias que vivimos y también por lo que nos hace sentir.

Tu cerebro reacciona y necesita expresar fuera tus estados en función de la actividad que vayas a desarrollar.

Las asociaciones que haces con el color no son mera cuestión de gusto; son experiencias universales con origen en tu inconsciente.

Pasos para saber cuál es tu estado cromático interno

1. Haz un recorrido visual por cada uno de los siguientes colores. Detente en cada uno a menos 10 segundos y toma nota de:

  • El Color que te impacta positivamente y sientes sintonía con él.
  • Anota:
    • Lo que piensas.
    • Lo que sientes
    • La sensación interna que te causa.
    • El Color que te impacta negativamente o provoca rechazo.

 

8 Colores

 

2. Investiga qué está expresando tu estado cromático interno.

Comparto aquí algunas pistas que te ayuden:

  • Blanco:
    • (+) Paz, pureza, frescura, apertura reflexión total. Se da la percepción del espacio .
    • (-) Obnubilación, frialdad o antipatía, disminución de energía práctica.
  • Amarillo:
    • (+) Alegría, optimismo, entusiasmo y afán de progreso, activación mental.
    • (-) Depresión, el odio y la ansiedad.
  • Naranja:
    • (+) Relaciones, satisfacción, calidez, confort, seguridad, pasión, diversión, estímulo y sensualidad
    • (-) Sensación de privación, ausencia de seriedad, exaltación.
  • Rojo:
    • (+) Acción, dinamismo y pasión, energía, coraje y fuerza.
    • (-) Agresión, tensión, alteración de la visión real de las cosas.
  • Violeta:
    • (+) Verdad, espiritualidad sabiduría, intuición, contemplación profunda, realeza, meditación y sensación de calidad.
    • (-) Vanidad, egocentrismo, asco, introversión y represión.
  • Azul:
    • (+) Confianza, equilibrio, tranquilidad,  armonía, movimiento, satisfacción, fluidez.
    • (-) Frialdad, hostilidad, melancolía y tristeza o ausencia de emociones.
  • Verde:
    • (+) Despertar, crecimiento, frescura, renovación, vitalidad y salud, relajación activa, naturalidad, ocupar el primer lugar, perseverancia.
    • (-) Estancamiento, debilidad, aburrimiento, estancamiento.
  • Negro:
    • (+) Elegancia, seguridad, eficiencia, sofisticación, prioridad al mensaje que quieres transmitir.
    • (-) Limitación, negación, pesadez, agresión, miedo y obstáculos.

¿Qué estado evoca en ti? ¿Es positivo o negativo?

Interesante, ¿verdad?

3. Armoniza tus emociones usando la rueda del color:

¿Cómo te quieres sentir? Conociendo tu Estado Cromático interno puedes influir en tus emociones y sentimientos.

Usa la rueda del color para encontrar el color complementario y aplícalo en tu vestuario y entorno.

Según sientas que tus emociones evolucionan y se transforman, vuelve a hacer el test cuando lo necesites para seguir apoyándote mediante esta sencilla herramienta.

Pruébalo y comenta tus descubrimientos más abajo.

Rueda-Color_complementarios_ajustada

Espero que te sea útil.

Un abrazo

Domingo

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

3 COMENTARIOS

Comments

  1. Hola Domingo, muchas gracias por este articulo. muy interesante.
    Tengo una duda, si noto que el rojo ahora mismo lo percibo negativamente y se relaciona con mis emociones de tensión, estrés, y alteración de la visión real de las cosas (me habla mucho eso), para equilibrarlo necesitaría el color verde que es el color opuesto/complementario. Que me aportaría renovación y relajación ¿Es correcto?
    Muchas gracias,
    Sylvie

    • Hola Sylvie. Gracias.
      Sí efectivamente.
      Ten en cuenta que el primer paso consiste en reconocer las emociones, para luego aceptarlas y encontrar la manera de canalizarlas.
      Si las emociones están contenidas será bueno que encuentres primero el medio para expresarlas fuera de forma adecuado, saludable y respetuosa con el entorno.
      El trabajo con el color comienza con el primer paso: tomar conciencia de esas emociones y su color, como has hecho.
      Un abrazo
      Domingo

Trackbacks

  1. […] Aplicar una entrevista en formato coaching que ayude a la persona a detectar con claridad, cuál es el fondo emocional detrás de su percepción del color. Para ello, como profesional, necesitas conocer en profundad los significados universales del color y su vínculo con la escala emocional para hacer las preguntas adecuadas. Si quieres bucear un poco más en este tema, échale un vistazo a Equilibra tus emociones a través del color, ¿cuál es tu estado cromático interno? […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *