Hoy hablaremos con la Tristeza como una amiga que te acompaña para decirte que hay algo que ya no está contigo.

Las emociones que creemos que son negativas ¡no lo son! Son muy útiles para saber qué pasa en ti y en relación a tu entorno.

Tendemos a no escucharlas por no pasarlo mal pero estarás perdiendo la oportunidad de saber qué pasa en ti, qué necesitas y cómo puedes avanzar con los mensajes que te traen.

No sé si lo sabías pero la Tristeza es una emoción que viene a contarte que has perdido algo. ¿El qué? Pregúntate si es algo material, una persona, una oportunidad, etc. Sentir pérdida es sentir tristeza y totalmente sano. Sólo si se alarga en el tiempo, si recibes muchos impactos de tristeza o uno sólo de una intensidad muy alta es cuando empezamos a hablar de palabras mayores.

A nivel interno:

  • Expresa el vacío por la ausencia de algo importante para ti. De lo más superficial a lo más profundo irá a su lado la magnitud de la tristeza que sientas.
  • Es una emoción esencialmente reflexiva y te dispone a alejarte, a retirarte hacia ti mismo para restaurar el orden de lo que has perdido.
  • Impulsa al recogimiento y a apartarse para tomar perspectiva.
  • Genera pensamientos que buscan alejarte de lo que estás viviendo para poder reflexionar.
  • Te sientes más pequeño, como mermado.
  • Estarás más recluido o querrás hacerlo si la gestionas adecuadamente para escuchar lo que te viene a contar.
  • Es posible que surja confusión o rechazo a sentirla porque creerás sentirte débil o vulnerable; no hagas caso, escucha que te cuenta tu amiga de forma incondicional.
  • Puede generar pensamientos y sentimientos más complejos o disfrazarse de otra emoción si no quieres vivirla.
  • Es posible que te cueste concentrarte, date un tiempo para PARAR y experimentar la soledad a la que te lleva. La tristeza quiere recordarte que estés contigo y ya saldréis juntas cuando hayáis conversado largo y tendido.
  • Si la observas en otra persona, respeta su estado tal y como a ti te ha pasado alguna vez.

A nivel corporal:

  • Modifica la regulación de tu organismo afectando sobre todo al sistema nervioso.
  • Provoca la falta de tono en el cuerpo haciendo inclinar la cabeza, caer los hombros y ralentizar tu movimiento. ¡Déjate sentir!
  • Mayoritariamente es una energía que baja la tensión del cuerpo y da la sensación de perder fuerza.
  • Disminuye la descarga de Serotonina y Noradrenalina (energía e impulso).
  • Tus movimientos son más lentos y cuesta ejercitar las extremidades.
  • La expresión facial es atonal, descaída, sin expresión, como si soltarás peso o bien sintieras más.
  • Es posible que no puedas dormir tan bien, sientas apatía, sensación de embotamiento, una extraña fragilidad.
  • La comida puede resultarte insípida o tendrás falta de apetito.
Imagen de la tristeza

A nivel estético:

  • Vivir la Tristeza te impulsa a no mostrarte demasiado o tal vez a ocultarte para respetar tu estado, quieres sentirte seguro y con cierta distancia del entorno para poder tomar perspectiva. Te muestras más introvertido y no te apetece compartir tus sentimientos porque te sientes con menos seguridad.
  • Tendrás tendencia utilizar colores fríos como el azul marino que te ayudará a conectar con ella. También el negro cuando quieras poner mucha distancia con los demás o expresar claramente tu estado distante. El gris será habitual porque te permite pasar más desarpercibid@ y protegerte con la neutralidad. También los colores suaves sin intenciones de contrastar, destacar o ponerte en primer lugar. Respeta tu tendencia.
  • Quieres sentirte seguro y ciertamente más lejano e indiferente y es muy respetable y Auténtico si lo haces. No dudarás en sentirte cómodo y no necesitas mucho más cuando estés triste.
  • La Tristeza aporta una apariencia austera, básica y sin pretensiones que puede llegar al abandono pero si la escuchas y te respondes lo que necesitas será tan solo un trance necesario y saludable.
  • Presentas una “Imagen Cerrada”, Inaccesible y Solitaria.
  • La Tristeza te impulsa a la ausencia de expresiones, o si las hay serán de inspiración bohemia, retro o incluso gótica, recordando otros tiempos en tu vestuario y buscando la seguridad que necesitas en sentimientos que te ayuden a expresar la melancolía, el luto, lo existencia o incluso un romanticismo decadente.
  • También la necesidad de ser recluirte o buscar consuelo te invitará a tapar tu cuerpo y a proteger con el color tu intención de reflexionar.
  • Cuando te visita la tristeza tu inconsciente rememora otros estados similares anteriores, pudiendo buscar aquel colgante de la juventud, volver a usar los zapatos de la universidad o pedir prestado ese abrigo de tu madre. Ten en cuenta que esta emoción “busca volver crear un espacio para ti y contigo”, no dudes en vivirlo tal y cómo viene para poder reconocerla, aceptarla y canalizarla. Tendrás más momentos muy profundos contigo de los que pueden salir grandes aprendizajes.
  • La Tristeza está altamente relacionada con el abandono personal en su extremo, con que no te vean y pasar desapercibido.

Vigila que la Tristeza no se convierta en Depresión, esto es una carga emocional de la que hablaré más adelante…

Vigila que no estés tapando la Tristeza con otra emoción como: el Enfado, el Miedo, el Asco o cualquier otra…

Entonces pide ayuda; pídela siempre que la necesites.

Ahora, si se presenta como hecho saludable, déjala salir. Todos te dirán que te animes y que te comportes más Alegre. Puedes elegir tapar la tristeza con la apariencia de Alegría y estará bien si eliges eso pero ten en cuenta que será un parche emocional muy corto, rápido y fútil que en cuanto se disipe vas a querer volver a buscar otro. Así es posible que acabes estando más pendiente de ocultarte a ti mismo que permitirte vivir lo que estás viviendo.

Eso sí, tómate el tiempo justo para vivirla y si ves que se alarga no dudes en levantar la bandera.

No te puedes ir de un lugar si antes no has llegado a él; escúchala, vívela, estate contigo y cuando estés satisfecho, toma el camino de vuelta para seguir viviendo la maravillosa incertidumbre de la vida.

Usa las expresiones de la Tristeza que hemos visto, si quieres acceder a ella para canalizarla de forma saludable.

Aprovecha la Tristeza para saber de ti….pregúntate:

  • ¿Qué es lo que has perdido?
  • ¿Qué necesita para comprender lo que ha pasado?
  • ¿Cuanta Tristeza hay en tu forma de expresarte, en tu vestuario y en la huella que dejas a tu paso?
  • ¿Te permites la Tristeza?
  • ¿Qué opinión tienes de las personas que se sienten tristes?
  • Y esto que opinas ¿Qué dice de ti?
  • ¿La Tristeza está en la lista de tus emociones más vividas o en la que menos?

Comparte conmigo tus descubrimientos.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *