– La Imagen es Poder

Tendemos a asociar que las personas con presencia tiene una imagen externa de impacto. Entonces buscamos referentes para “tomar prestados” ciertos códigos que utilizan estas personas.

Modelar es una forma de aprendizaje que tiene su límite en dejar de ser uno mismo. Observa qué factores encuentras en tus referentes que te hacen valorarlo y decide cómo se expresa en ti: nunca será igual.

El poder personal no lo da el vestuario y las personas con presencia hacen espejo de la luz que deseamos proyectar.

– Decide quien quieres ser

No lo necesitas, ya eres quien eres. Eso sí, puedes hacer un plan de acción para mejorar tu vida. No te olvides que tu Identidad ya estaba, busca herramientas para desarrollarte a nivel interno, físico y estético, no sólo la apariencia.

Mitos de la Imagen Personal

– Vestirse para triunfar

No hay indumentaria que te haga exitoso, con el paso del tiempo pasa factura no ser auténtico. Culturalmente la Presencia está asociada a los estilos tradicional, elegante y muy escasamente al espiritual.

Hoy en día la diversidad prima sobre el manido concepto de Elegancia. Este demoledor calificativo proviene del latín elegere, que significa elegir.

Entonces elige y si la opción es tu Autenticidad seguro que tendrás mayor éxito.

– Tienes 30 segundos para causar una buena impresión

Vale, ¿y después que harás?…

Es cierto que los primeros impactos influyen en la percepción del otro pero tiene muchísima más fuerza la coherencia personal y hacer que tus actos generen una memoria de fidelidad a tus valores a largo plazo.

La Imagen no nos la podemos quitar, siempre está.

– Siempre hay que vestir de máxima Autoridad

Resulta muy difícil, tenso y agotador plantearse un objetivo de apariencia que pretenda sostener visualmente una imagen de credibilidad, confianza, seguridad y autoridad.

Incluso en las áreas de mejora personales hay grandes tesoros que nos hablan de nuestro desarrollo: el miedo o la inseguridad nos hace buscar recursos; ten en cuenta que tus emociones negativas “avisan” de algo que no está funcionando y esto es positivo si le prestamos atención como recurso.

La autoridad o el poder personal no viene del status ni de la profesión ni de los aplausos; echando un ojo a la historia sabemos que muchos genios han alcanzado su visión del éxito tras multitud de fracasos.

¡Anímate a ser imperfecto! Tiene muchas ventajas…y nos hace realmente lo que somos: Humanos.

– Busca una Apariencia Verdadera y con Estilo Propio

¿Cómo?

Lamentablemente poner el foco exclusivamente en la apariencia nos aleja de nuestro cuerpo y mucho más de nuestro interior o nuestra Esencia.

De ahí que el desarrollo personal y autoconocimiento sean las claves más certeras para no empezar la casa por el tejado.

Sabemos que grandes figuras del mundo de la Moda como Chanel, Diana Vreeland llegaron a un estilo propio sobresaliente tras un proceso de revisión y trabajo personal.

También es cierto que a nivel estético se ve reflejado en otros personajes que no tienen nada que ver con el diseño pero que no se recogen en los libros de asesoría de imagen.

– Aprende a disimular tus defectos

Si tapas lo que no te gusta pierdes la oportunidad de apreciar qué información te da que no te gusten tus orejas, el ancho de tus caderas o verte pasad@ de peso.

El desarrollo de una sana autoestima proviene de la aceptación incondicional de lo que somos tal y como somos. Si disimulamos, corregimos y camuflamos perdemos la experiencia de conocernos y como nos dice la teoría: “Sólo lo que está en el consciente, es susceptible de ser cambiado”.

– Si quieres Éxito, proyecta una Imagen de Éxito

Este es el comienzo de grandes conflictos personales…

Primero pregúntate qué es el éxito para ti; tiene que ver más con emociones que sólo con los hechos materiales.

Cuanta más distancia haya entre tu Imagen Real y tu Imagen Ideal más desazón (y otros problemas) tendrás.

Perseguir una Imagen Ideal que no esté adaptada a tus verdaderas necesidades puede ser la espada que tú mismo te pongas al cuello. Esto también tiene efectos negativos en el entorno ya que le ofrecerás tu tensión personal como mensaje de comunicación.

Observa si tus necesidades básicas están cubiertas y luego las relacionadas con los afectos, relaciones, sentido de pertenencia, logros intelectuales y reconocimiento.

La Estética es una necesidad relacionada con la Autorealización y esto son palabras mayores…

Esto no quiere decir que no usemos la estética tengamos la necesidad que tengamos: úsala para hacer la vida más agradable y placentera, claro está. Ahora; sustituir la satisfacción de necesidades básicas por la apariencia de éxito, te pasará factura y la Belleza es un valor espiritual más allá de la sensorialidad.

¿Conoces algún otro Mito de la Imagen Personal que quieras compartir?

Comparte tus comentarios más abajo.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *