Hay muchas formas de definirlo aunque hoy te ofrezco mi visión particular sobre ello.

Tu poder personal es la fuerza y energía más auténtica que hay en ti que te permite desarrollar tus capacidades para cambiar la realidad interviniendo sobre lo que eres.

A veces son las circunstancias las que dirigen tu vida y lo entiendo perfectamente; es complicado mantener el timón y que no sean las olas las que de vez en cuando tomen el mando. También podemos ceder ése poder a otros para cubrir sus necesidades o incluso darle esa fuerza al mundo para no resistirnos a lo que existe.

En cualquier caso, si prestas atención a dónde lo pudiste perder, si en una relación amorosa, si lo cogió tu jefe desde la crisis o lo tiene un trocito cada miembro de tu familia. Estás en lo cierto, te has quedado sin tu poder personal.

Descubre aquí unas cuantas herramientas para recuperarlo y aumentar tu legítima capacidad de influencia:

Reconoce que la única persona en la que puedes intervenir, eres tú:

 

  • Si quieres cambiar la forma de pensar de tu pareja, persuadir a la gente del curro o querer que tus vecinos sean más amables, será mucho más costoso y poco ejemplar que tomar cartas en el asunto.
  • Cuando ves tus problemas desde la posibilidad de cambiarlos tú y además te haces 100% responsable del cambio que quieres crear es como si se cayese abajo todo el lamento que hayas tenido antes. Seguro que piensas que en algunos temas personales no eres tú el único implicado. Y es que es justo eso. Si lo que no puedes cambiar depende de otros, elige qué hacer para no permanecer en esa incomodidad.
Trátate con respeto y dignidad:

 

Parece que sea un lugar común que todos desarrollamos pero chequea lo siguiente.

  • El respeto y dignidad parte de cómo te hablas. ¿Qué cosas te sueles decir internamente? ¿Qué porcentaje de lo que te dices es positivo y desarrollador y cuál negativo y exigente? Ahí tienes los porcentajes de tu área de mejora.
  • Si consigues dirigirte a ti mismo de una forma positiva, asertiva y respetuosa, da por seguro que aumentará no sólo tu autoestima sino también tu Confianza y Seguridad. Te necesitas a ti para cambiar lo que quieras y también te necesitas para relacionarte con los demás. Ya sabes, “el respeto empieza por uno mismo”.
poder-personal
Conecta con tu bienestar y ten un cuerpo que te represente:

 

  • Ser bueno en el trabajo, disfrutar con los amigos o estar boyante económica y profesionalmente no es los más en la vida. Sentirte amado, válido y en plenitud parte además de que tu físico esté preparado para recibir las prebendas del entorno.
  • Tener un físico que esté disponible para pensar, sentir y actuar parte de una nutrición consciente y…¿cuántas veces volcamos en la alimentación todo el estrés y tensión? Tu postura corporal y liviandad o pesadez es un reflejo de aquello que no expresas conscientemente. ¿Qué tal te llevas además con el ejercicio físico? ¿Sabes escuchar lo que te cuenta tu cuerpo?
La vocación que no cuesta esfuerzo y canaliza tu pasión:

 

  • Dedicarse a lo que sueñas es una estrategia para ser más feliz. Puedes permanecer en la zona cómoda para no tomar decisiones pero sabes que si lo que haces no te llena tienes al menos un 60% de tu energía y potencial raptada por permanecer seguro y eso al final no te empodera.
  • Es curioso porque cuando te dedicas a lo que quieres aunque sea difícil al principio, aparecen recursos, personas y montón de sincronías más que te dicen desde el final del camino: “ven…ven…”. Sigue tu instinto si estás insatisfecho con tu profesión porque seguro que no serás tan bueno como posicionado en lo que quieres. El resto, como dice una amiga mía es un Plan de Acción y organizarse.
Sé honesto con tu imagen personal y hazla coincidir con tu apariencia:

 

  • Si lo que eres, lo que quieres se expresa a través de tu Estética Personal, tu comunicación no verbal será mucho más clara y directa. Eso sí, cuando te expongas seguro que unos cuantos te dirán ¡¿pero qué haces?! Aunque los más auténticos de tu entorno se sentirán inspirados por ti y te apoyarán.
  • ¿Pero hay que tener una imagen extraña o muy “diferente”? No, lo que pasa es que por poco que te pongas a expresarte en cada color que elijas de tu vestuario, te atrevas que eso que no te ponías por si llamabas la atención y demás, dará lugar a una apariencia genuina que por muy sencilla que sea: llamará la atención. Desde luego no es el motivo para alinearte con tu imagen externa sólo la inspiración para que como los grandes de la historia, desarrolles tu legítimo y personal estilo.
  • Alinear tu Imagen con lo que eres de verdad es una de las fases más satisfactorias que conozco y he podido acompañar a mis clientes. Sin duda, cuando lo haces con consciencia y sin pretensión, te traerá muchos más beneficios que problemas. Lánzate.
Cumple los compromisos contigo:

 

  • A cada instante tienes la opción de elegir si te vas a hacer caso o si prefieres que otras personas o tus circunstancias tomen la dirección de tu poder personal. Básicamente creo que es la herramienta estrella y de la que poco se habla.
  • No es cuestión de un día, tendrás que entrenar y los fantasmas que suelen venir a fastidiarte tu crecimiento personal, volverán pero con el paso del tiempo tú serás más fuerte que tus auto-saboteadores.
  • Comprometiéndote contigo, te dignificas y también incrementas tu Autoestima. La claves aquí está en ser disciplinado contigo, con tu Voz Guía y repetir el hábito del compromiso hasta que un día, tu disciplina más la confianza en sus resultados te aportará una maravillosa sensación de Libertad personal. Persiste.
Habla más desde corazón e Identifícate menos con lo que crees que eres

 

  • Ya has visto como eso que te impide tomar el cetro de tu poder personal tiene que ver con un montón de pensamientos hacia ti y los demás, de creencias sólidas que no te dejan ser tú y de valores que quizá no sean los tuyos.
  • Es habitual que nos aferremos como un clavo ardiendo a lo que creemos que somos y ¡ala! ahí nos quedamos creyendo que se acabó el tema. Busca en tu intuición y en los hechos comprobados en qué situaciones, pensamientos o emociones has sentido contradicciones. Pídele a tu Voz guía que te ayude a distinguir si realmente esas conductas eres tú o más bien la película que te has montado sobre ti.
  • El medidor aquí es tu corazón. Cuando te hablas y hablas desde ahí te sientes en armonía y conexión con el entorno, si sólo te pellizca el cuerpo aunque sea un poco, para observa, sé honesto y comienza de nuevo

¿Qué más formas conoces de aumentar tu Poder Personal?

Compártelas conmigo que será un placer leerte.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

2 COMENTARIOS

Comments

  1. Muchas gracias, ha sido muy conciso y motivador. Es muy fácil perderse en los enredos mentales, y siempre ayuda ver en palabras lo que uno ya sabe pero que se desdibuja por los miedos.

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *