¿Por qué lo que deseas no es lo mismo que lo que necesitas?

Los deseos son parecidos a la comida rápida: sacia, llena, tiene sabores intensos, es muy “vistosa”, etc. Pero no NUTRE.

Un buen plato de lentejas con verduras puede que no llame tanto la atención pero aporta proteínas, hierro y fibras, importantes… y más que alimentar: NUTRE. Esto serían las necesidades.

Puedes nutrir tu vida con comida rápida y lo que pasa es que tu organismo comienza a generar problemas a medio plazo, además cada vez necesitarás más sabor, más intensidad e incluso más cantidad.

¿Lo ves sostenible? ¿Te recuerda a conductas relacionadas con tu apariencia? Genera insatisfacción a medio plazo.

Pues lo mismo ocurre psicológicamente con proponerte objetivos que no cubran tus verdaderas necesidades. Eso sí, una apariencia basada en la Autenticidad siempre será más singular, más saludable y más Coherente que construir tu imagen externa como si de un recortable se tratara: todo medido, estructurado, mucha fachada y muchas veces: Vacío.

deseos y necesidades

Cuando tu Imagen está en libertad no necesitas sacarte fotos con el movil para ver cómo te quedan tus compras, sentir que siempre te falta algo, prestar tanta atención a las tendencias o pararte delante del armario durante 10 minutos a ver…qué se te ocurre hoy para parecer lo que deseas ser.

Cuando nutres la imagen que tienes de ti, amándola tal y como sea, emerge la naturalidad y dejas fluir la energía de dentro afuera y viceversa.

Está más satisfecho-a y das y recibes de forma equilibrada. Es en este punto, en el que una vez te reconoces por dentro puedes tener más resultados estirándote a objetivos externos más ambiciosos.

Ahora, es posible Nutrirte y Alimentarte y proyectar una imagen Real, llena de verdad y Atractivo.

Es curioso como el Estilo personal está constantemente enviando mensajes a tu autoestima y al exterior, a los demás. De ahí que cada uno exprese dos caras: un aspecto esencial y otro aspiracional. Ambos están relacionados con tu talento y potencialidad como con tus sombras y necesidades no cubiertas o limitantes.

Por eso elegir una imagen externa sin la conciencia de qué está alimentando puede llevarte a construir un personaje de ti, normalmente por miedo a no ser aceptado o por una potente necesidad de ser reconocido y valorado por tu tribu (o a la que quieres pertenecer).

Otra cosa es abandonarse a uno mismo “para ser como”.

También podría ser para evadirte de tus conflictos internos y mira, que por lo menos la carátula sea bonita y me alaguen por ello.

Si copias los códigos de éxito que sabes que tienen las personas referentes para ti, sin más, puede que lo que alimentes sea tu máscara. En otras palabras: tu Ego.

Esto no quiere decir que dejes de inspirarte para aprender; en Coaching le llamamos modelado, un periodo en el cuál se toma de referencia un comportamiento para entrenarlo.

En el caso de imagen, todavía no hemos aprendido a expresarnos estéticamente libres, queda mucho por hacer. El riesgo de hacerlo consiste en estar expuesto tal y como eres. Muchas veces es lo único que tenemos que entrenar.

Echa un vistazo a si te alimentas de comida rápida o te nutres: ¿Y cómo puedes averiguarlo?

Prueba con estas preguntas:

  • ¿Cómo deseas verte en 6 meses?
  • ¿Qué necesidad hay debajo de ese deseo? Seguridad, Pertenencia, Reconocimiento, Logro intelectual/laboral Estética, Desarrollo Personal…
  • ¿Tienes algún referente que te inspire? Familia, amigos, compañeros de trabajo, personas más o menos conocidas?
  • ¿Qué fortalezas psicológicas tiene ese referente para ti?
  • ¿Has entrenado estos comportamientos antes que copiar sus códigos de éxito o al revés?
  • ¿Qué emociones te causa esta situación? ¿Estás satisfecho con ello?
  • ¿Hay algo distinto que pudieras hacer para satisfacer primero tu necesidad y ser más eficaz?

Esforzarnos sólo en la apariencia se deja a un lado por completo a tu cuerpo y a tu Identidad. Ahora: una Imagen “en su sitio” es la representación más auténtica de ti mismo.

El aspecto esencial del estilo percibido te dará las pistas de luces y sombras de todo tú: Identidad, Cuerpo y Apariencia.

Comparte tus descubrimientos conmigo.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

2 COMENTARIOS

Comments

    • Hola Puri!
      Es muy honesto darse cuenta de nuestras propias áreas de mejora.
      Quizá el siguiente paso, como indica el post, es preguntarte qué necesitas para avanzar.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *