El color es más que una percepción y su poder está más allá de si es algo bonito o feo. Cada prenda que usas, lo que comes, lo que vistes y los lugares que visitas afectan a tu biología, a tu manera de pensar, sentir y actuar y en este mundo en el que vivimos: todo tiene un color.

Las formas que tenemos a nuestro alrededor intervienen en nuestra manera de ser y el Color es la primera “señal” que percibimos incluso antes de darnos cuenta de lo que tenemos delante de nosotros.

Conoce hoy los 3 impactos principales color:

Impacto emocional:

El color es luz y como tal posee una vibración característica que diferencia al azul del verde, o al lila del celeste.

No es tan relevante el nombre que le ponemos al color e incluso su propio significado porque en realidad es una experiencia totalmente subjetiva. Seguro que tu madre le llama morado al color vino y tú le llamas berenjena.

Lo cierto es que cada color provoca un estado que perciben tus ojos, siente tu corazón e influye en tu forma de pensar y comportarte.

¿Por qué?

Porque el color provoca una sensación y las sensaciones son la antesala de las emociones y los sentimientos son una combinación de emoción + pensamiento.

Algunos ejemplos comunes que podemos compartir en la cultura occidental son:

  • Que los colores cálidos acercan: si quieres vivir experiencias que fomenten tu cercanía, calidez, confianza en ti mismo y en los demás, evocar proximidad, ser más accesible o generar vínculos emocionales más abiertos, usa toda esta gama para “acercarte” más a ti mismo y a los demás.
  • Que los colores fríos alejan: si quieres poner distancia bien por tomar perspectiva de tu entorno, para sentirte protegido, usar más la razón o poner límites, experimenta esta gama para observar cómo te sientes.

Repasando las emociones básicas de Paul Ekman:

  • Alegría: conectan con esta emoción los colores cálidos o los fríos intensos y brillantes: siempre expresados en armonía entre ellos. También el blanco se pone a la cabeza de tus elecciones porque manifiestas claridad, sinceridad y luz
  • Tristezacolores fríos como el azul marino que te ayudará a conectar con ella. También el negro cuando quieras poner mucha distancia con los demás o expresar claramente tu estado distante. El gris será habitual porque te permite pasar más desapercibido y protegerte con la neutralidad. También los colores suaves sin intenciones de contrastar, destacar o ponerte en primer lugar. Respeta tu tendencia.
  • Enfado: el contraste como el negro, blanco y rojo que te ayudarán a subir tu autoridad. Te ayudarán a equilibrarte mejor los colores neutros como el gris, marrón o beiges. Puede que vibres con el fuxia, el naranja encendido o los violetas luminosos. Observa si aumentan o disminuyen tus pensamientos de ataque o contra-ataque y escoge la opción que mejor se adapta a la sana expresión de esta emoción.
  • Asco: al sentirte contrariado las elecciones de color no son favorecedoras porque necesitas poner fuera tu sensación de rechazo interno. Cuando esto ocurre también es percibido por el entorno. Es un acto biológico adaptativo que avisa al “otro” del momento que estás viviendo. El uso en exceso de un mismo color durante mucho tiempo, sea el que sea, también te hablará de qué no toleras de otros colores y sus significados asociados. Esto ocurrirá con los de máxima autoridad de tu paleta de color; aunque también hablaría de inseguridad sobre tu proyección externa ya que no te permites ser más dinámico o cambiante, como cada momento de nuestra vida.
  • Sorpresa: si la sorpresa se mantiene en el tiempo, recibes muchas seguidas o la intensidad es muy alta, tendrás una tendencia a despreocuparte del peso de la apariencia, de los colores, aunque expresarás armonía. O si te has quedado en el shock, mantendrás la estética de las últimas imágenes que retuvo tu retina. El blanco es habitual por la sensación de impacto de luz de la que se caracteriza.

Cada color provoca una experiencia subjetiva que para la mayoría de seres humanos se pueden categorizar en experiencias de atracción, rechazo, acercamiento, alejamiento. Curiosamente las mismas características que te hace sentir cuando vas vestido de negro, entras en un salón blanco o recibes un email con una palabra subrayada en rojo.

Color y emoción van de la mano aunque pensemos que vengan de mundos diferentes.

¿Por qué?

El lenguaje de nuestro inconsciente se expresa en imágenes, metáforas y abstracciones y el color es la expresión más ambigua y abstracta que podemos encontrar en nuestros sistema sensorial y la forma de percibir nuestra realidad.

Con todo esto te invito a que “veas” el color, con otros ojos, más allá de algo superficial, trivial o falto de importancia.

¿Te has pillado alguna semana de tu vida vistiendo siempre de azules, grises y negros?

¿Te gustan todos los colores pero no el único que no puedes es con el amarillo?

Por qué el color afecta a tu Vida

Impacto Mental:

Percibimos los colores con el sentido de la vista y al momento nuestro cerebro compara la información que recibe con tu historia emocional y los significados culturales asociados a los colores.

Debes experimentarlos antes de “pensar” que sólo por aplicarlos funcionará, todo depende de muchas otras cosas pero prueba:

  • El azul para estructurar tus ideas, gestionar tu tiempo y también para bucear en conceptos que te parezcan difíciles o incluso profundizar emocionalmente en tus sentimientos si te sientes atascado. También relaja y provoca confianza en los demás; aunque no sea cálido es el color favorito de la mayoría de la población mundial según un estudio de “Psicología del Color” de Eva Heller.
  • El rojo para ponerte en acción, conectar con la voluntad y un extra de energía cuando la necesites. También para encender tus emociones o salir de la apatía.
  • El verde para crear, bien usándolo en tu vestuario o pudiéndolo observar en las plantas de tu hogar, te una siempre al lado de tu ordenador… Los colores de la naturaleza con muy potentes porque nos reconectan con esa energía primigenia.
  • El negro para tomar decisiones, subir la autoridad personal, buscar aspectos críticos o límites de una situación o separar en partes más pequeñas de problemas que parecen irresolubles.
  • El amarillo para buscar soluciones positivas y optimistas ante escenarios poco alentadores. También para conectar con las personas y la alegría.

Busca entonces qué necesitas para expresar tus ideas o comunicar tu presentación ante el mundo.

Impacto Físico:

Como te decía, cada color tiene una vibración y esto afecta al campo electromagnético de tu cuerpo influyendo en tus sensaciones y emociones.

Por eso, el color del vestuario que usas a menudo afecta a tu forma de pensar y de sentir. No significa que por 1 día que vistas de negro de arriba abajo acabarás sintiéndote mal, no, no es esto.

El vestuario es el entorno más íntimo que está contigo cada día y pegado a tu piel. Presta atención a tus preferencias para:

  • Descubrir tu Estado Cromático Interno: esto es el resumen y el mensaje que tu inconsciente de envía cada día. Si ves que se repiten patrones, para y obsérvalo. Tendemos a vestirnos por fuera como nos sentimos por dentro.
  • Valora si necesitas expresar emociones y estados de ánimos. Si es así, date el permiso para vestir de gris una semana si lo necesitas. Si lo que percibes es que te sientes atrapado por tus elecciones de vestuario, busca los colores complementarios al que más proyectas y sentirás la magia del cambio: pruébalo.

¿Qué color quieres empezar a usar para activar tu pensamiento, emoción o acción?

Comenta tus descubrimientos más abajo.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

6 COMENTARIOS

Comments

  1. En el post donde se describen las 4 estaciones te comentaba que me identifico con la descripción que da para Otoño pero que me encantaban las características de primavera, expresiva, comunicadora, afectuosa, de invierno distinguida y enfocada, y de verano romántica, quiere decir que una forma de comenzar a cultivar estas características puede ser a través del color? o si no tengo naturalmente estas cualidades significa que no acepto lo que soy y voy en contra de lo que soy? Te agradezco me guíes en esto Domingo! Gracias por compartir tus conocimientos!!

  2. Desde hace un tiempo he empezado a registrar que, de acuerdo a mis estados de ánimo voy “necesitando” tener cerca distintos colores, ya sea en la ropa, en los accesorios o en los objetos que me rodean. Es como si el color me ayudara a balancear mis estados de ánimo, mi energía. Hoy pude ratificar a través de tu artículo la conexión intima que hay entre los colores y las emociones y cuán útiles son éstos en los procesos de búsqueda y sanción. Muchas gracias!

Trackbacks

  1. […] El Color es energía y afecta tanto a nuestra apariencia como a nuestro estado de ánimo. Y parece que hasta ahí habíamos llegado con los métodos clásicos para detectar la paleta de colores más armónica con el tono de piel, cabello y ojos del cliente. (Si llegas nuevo al asunto, te invito a empezar por aquí Por qué el color afecta a tu vida y cómo ponerlo a tu favor) […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *