Muchas veces piensas que la imagen tiene que ver sólo con lo externo y esto es únicamente una parte de tu proyección.

¿Sabes lo que es la Imagen Voluntaria?

La Imagen Voluntaria tiene que ver con toda la parte racional y lo que eres capaz de “ver” de forma consciente.

Principalmente tiene que ver con la expresión de ideas en relación a los objetivos que te pones voluntariamente.

Por ejemplo: “Tener una imagen adecuada”, “Conseguir un trabajo que te guste”, “Comprender cuáles son tus fortalezas”, “Encontrar pareja”, “Dar la mejor cara en tu familia”, etc.

Todos estos ejemplos están relacionados con creencias y si profundizas un poquito más: con valores.

Chequea ahora cuáles son tus objetivos prioritarios y cuáles son las acciones que has decidido tomar para alcanzarlos. Desde este análisis podrás observar cuáles son los aspectos conscientes y voluntarios de tu Imagen Personal.

Bien, este es aproximadamente un 10-15% de la Imagen Real que estás proyectando.

¿Y qué pasa con el otro 85-90%?

Corresponde a la Imagen Involuntaria; es decir, lo que comunicas sin querer y/o por mucho que entrenes tu exterior, se va a manifestar y además el entorno capta (o mejor dicho su inconsciente).

Es una proyección igualmente sobre la que “no tienes control”; se refiere a la expresión de emociones y de sentimientos.

Hace referencia a los aspectos sobre los que no tengas conciencia:

  • La indumentaria a la que no has prestado atención: todos los aspectos adquiridos (es decir, que no pertenecen al cuerpo) que están muy integrados en tu día a día y que utilizas “en automático”.
  • La complexión de tu cuerpo: todo cuerpo causa una impresión y cada tipología está asociada a cualidades y valores y también a estereotipos sobre formas de ser.
  • Expresiones faciales naturales, gestualidad, tono de voz, mirada, forma de caminar, postura, etc. Lo que se conoce como Comunicación no Verbal.
  • Olor corporal + Perfume: el sentido del olfato es uno de los más antiguos que tenemos y estamos programados para comprender los mensaje olfativos. Estos están relacionados no sólo con experiencias sensoriales del pasado sino también con emociones, señales de aceptación o rechazo, creencias y valoraciones subjetivas.
  • Tu Actitud e Intención.

Podríamos listar muchos más aspectos inconscientes que influyen en la Imagen Involuntaria.

Lo importante es que aproveches y observes qué conciencia tienes de la mayoría de aspectos instintivos o de los “automáticos”. Te dará la oportunidad se conocer cuanto sabes de ti.

imagen-voluntaria

Es posible que pienses, ¡Oye, ya los conozco y soy consciente de todo ello!

Entonces te invitaría a observar si conocer cada uno de estos aspectos te está dando libertad. Es decir:

  • ¿Los conoces para controlar tu Imagen? = Control es distinto de gestión de tu forma de ser; más bien es un límite y los límites normalmente provocan enfado en ti y en los demás.
  • ¿Los conoces y te sientes auténtico con ellos?
  • ¿Cuánto reconocimiento recibes por la gestión positiva de tu Imagen Externa? Y ése reconocimiento ¿Busca el aplauso o lo haces por ti? Sé sincero
  • ¿Se te escapan cosas del aspecto emocional? Ok, aprende primero a reconocer las emociones básicas: Alegría, Miedo, Enfado, Tristeza y Sorpresa.
  • ¿Se te escapan aspectos de la Comunicación No Verbal? Lógico, siempre se nos escarparían, si no seríamos robots. Trata de pillarte en movimientos, gestos y ademanes que se repitan. ¿Qué quieren expresar? ¿Apoyan tu comunicación verbal o son contradictorios? ¿De qué te avisan?
  • No sé lo que dice mi cuerpo de mí: ningún cuerpo debería de estar asociado a prejuicios aunque lamentablemente es así: la delgadez, el sobrepeso y el cuerpo atlético. ¿Estás conforme con tu percepción del mismo? Cuando nos hacemos amigos de nuestro cuerpo tal y como es, ganamos en autoestima y confianza.
  • Indumentaria, Actitud e Intención van de la mano. Aunque parezca que no, algo hace tu inconsciente para decirte lo que quieres expresar.

Vigila que “el para qué” de tu imagen esté orientado a la libertad y no al control. Ser conscientes de todo no implica tener una auténtica Coherencia con tus Valores.

Comparte conmigo tus descubrimientos.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

3 COMENTARIOS

Comments

  1. Domingo, me ha gustado mucho este artículo. La relevancia de la imagen involuntaria que expresa lo que conscientemente podemos reprimir. Lo ideal es que la imagen voluntaria fuera lo más coherente posible con la involuntaria para que aflorara realmente lo que sentimos y somos de forma auténtica. No os parece? Un abrazo

    • Gracias Olga; me alegra que te resulte útil.
      Hay mucha información sobre nosotros en la Imagen Involuntaria, sobre todo de nuestro potencial y como bien dices, con nuestra autenticidad.
      Un abrazo

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *