La única manera de hacer realidad una meta es poniéndote en acción, ¿verdad?

En Coaching de Imagen usamos un plan de Acción «3D» en el que se organizan todos y cada uno de los pasos para guiar al cliente a conseguir el Estilo deseado a tres niveles: psicológico, físico y estético.

El diseño del plan está en manos de la persona y el coach acompaña a desarrollarlo, no hacerlo por él 🙂

El primer paso – Diseñar un Objetivo y la Meta del cliente

En la primera sesión exploramos juntos qué quiere trabajar el cliente y su demanda será siempre la pauta que marque las herramientas que usamos en sesión como la evolución del proceso.

Existen multitud de modelos que puedes seguir para ello: GROW, SMART, META, PURE, CLARE… Son modelos vinculados al Coaching muy útiles para este trabajo.

En el artículo «Por qué es importante definir un objetivo con tu cliente y 5 pasos para ponerlo en práctica» te cuento uno muy sencillo que usamos nosotros» pero no me quiero entretener hoy aquí.

Usamos un modelo precisamente para darle rigor y fuerza a un objetivo y que el Plan de Acción responda a algo específico.

Es decir.

Tu objetivo puede ser: «Quiero mejorar mi estilo».

Y tu Meta: «Voy a expresar mi creatividad en mi comunicación verbal y no verbal y en la forma de vestirme en el trabajo el próximo otoño».

¿Ves la diferencia?

Es mucho más específico, medible, tangible y alcanzable.

En desarrollo personas necesitamos «bajar a la tierra» con acciones muy concretas en las que el cliente mismo pueda testar que avanza y logra sus objetivos.

Quiero avisarte que suena más fácil el ejemplo que te he puesto que la realidad de sentarte con una persona y apoyarle a que llegue a sus propias conclusiones de su meta.

Previamente hacemos un trabajo sobre el modelo de éxito de cada uno, su autoimagen y cómo todo esto influye en su estilo de vida. Pero no te apures, si quieres tener más herramientas para las primeras sesiones, echa un vistazo al post: «Mejora tus sesiones iniciales para que tus servicios sean más profundos y reveladores«.

Construir una Meta bien diseñada puede tomar de 1 a 3 sesiones; así que daros tiempo y sed juiciosos.

Y algo más…

Ayuda al cliente a encontrar tu definición de éxito.

Sabemos que es distinto para cada persona ¿cierto?

A veces pensamos que el éxito está en lo material y más si estamos queriendo formalizar un Plan de Acción.

El éxito puede ser: que me reconozcan en el trabajo o tener más autoridad, obtener un ascenso, encontrar una nueva pareja, prestigio… son símbolos externos.

Con un cambio de imagen se consigue un impacto en el entorno pero si ponemos el foco del proceso «fuera» corremos el riesgo de hacer más dependiente aún a la persona del exterior y no la acompañamos a aumentar tu poder personal.

La única forma de encontrar una fórmula de éxito enfocada al interior, es definirlo con emociones, sentimiento y estados.

La pregunta clave es: ¿Cómo te sentirás cuando lo hayas conseguido?

Ejemplos: más satisfecho conmigo mismo, más atractivo y seguro, más libre, auténtico, pleno, divertido, abierto, sensible…

¿Ves?

Esa será la pauta para cerrar este primer gran bloque, tenemos ya una META y una definición de ÉXITO.

Sigamos.

Organiza el plan teniendo en cuenta las 3 Dimensiones de la Imagen Personal

A veces cuando se habla de «integral» y «estilo de vida» nuestra mente nos lleva a imágenes relacionadas con la nutrición, la alimentación saludable, ejercicio físico y algunos toques de espiritualidad….

Básicamente integral significa: «Que comprende todos los aspectos o todas las partes necesarios para estar completo».

Y en nuestro caso un Plan de Acción tendrá que incluir acciones psicológicas, físicas y estéticas.

En el ejemplo del principio, se quiere mejorar la «expresividad» o la «capacidad de comunicación». Fíjate como comunicar tiene que ver con la imagen que tienes de ti, con cómo usas tu cuerpo para expresar quien eres y cómo ello afectará a tu relación con el físico y por supuesto a la forma de presentarte estéticamente.

Cualquier objetivo tiene 3 facetas y para multiplicar los resultados, refleja las 3 dimensiones para garantizar llegar a buen puerto con tu cliente.

Cuáles son los ingredientes de un Plan Integral de Desarrollo Personal

La línea del tiempo

¿Te suena lo de tener en mente hacer una escapada algún fin de semana y no logras hacerlo?

Habrá muchos motivos pero cuando agendas las cosas y la respetas, simplemente sucede.

Apoya a tu cliente a darle valor y empuje a su Meta agendando un inicio y un fin.

  • «¿Cuándo quieres empezar?»
  • «¿Qué tiempo crees que te tomará?»

Esta fase del Plan de Acción es importantísima para no «apretar» demasiado los tiempos o alargar demasiado cada paso.

¿La receta perfecta para lograrlo?

Preguntar, preguntar y preguntar a tu cliente.

Un plan de acción eficaz debe ser alcanzable.

En las primeras fechas se ubican en las primeras acciones más urgentes e importantes siempre que también sean las más fáciles de implementar.

Los pasos más complejos o que necesitan una preparación o recursos previos para lograrlos, después.

Siguiendo con el ejemplo de «aprender a expresarme», ¿por dónde empieza?:

– Quizá por reconocer lo que quiero expresar y no digo (psicológico)

– Seguir con ser asertivo (psicológico)

– Permitirte usar las primeras prendas que me saquen de la zona y confort y me hagan sentir más creativo. (Estético y Psicológico)

– Luego aprender a tener una comunicación no verbal más abierta y disponible (físico)

– Y atreverme a tomar otras decisiones más relevantes en mi relación de pareja, en el trabajo, etc. (Estilo de Vida)

Es sólo un ejemplo pero piensa que un Plan de Acción Integral tiene que tener:

Sentido y Conexión

De nada sirve hacer un listado de acciones para poner en marcha si no están vinculadas entre sí.

¿Qué te lo puede dar?

  • 1º. Una meta bien definida.
  • 2º. Una definición de éxito basada en emociones.
  • 3º. El o los valores fundamentales que empujan al cliente a buscar su Meta.

¿Para qué quieres conseguir tu Meta?

«Para sentirme Libre«, «Para ser más Justo«, «Generoso«, «Amoroso»

¿Para qué?…

Los valores son una de las fuentes de auto-motivación más poderosas y la creación de metas también.

Usa ambas herramientas con conciencia para revolucionar tus servicios (y tu vida)

Eso sí, hay que encontrar valores francos, no prestados o que parecen bellos y listo… Para dar con ellos la técnica fundamental es: el Auto-conocimiento

El secreto de cocacola del estilo consciente son los valores, no la indumentaria.

Organiza cada hito en sub-objetivos, recursos y acciones

Si para ser expresivo tienes los retos de:

  1. Sentirte mejor contigo mismo
  2. Comunicarte con seguridad.
  3. Hacer de tu cuerpo una herramienta para transmitir lo que quieres.
  4. Tener una imagen abierta, cercana y auténtica.
  5. Disfrutar de un estilo personal que te conecte con las personas.

Ahí tienes 5 Hitos, cada uno con más o menos peso de cada dimensión (psicológica, física o estética)

Divide cada hito en sub-objetivos.

Y para cada sub-objetivo encuentra un recurso concreto que te servirá para cumplirlo y una acción agendada que te haga llevarlo a cabo.

Finalmente, distribuye todo en la línea del tiempo y voilà!

Ya tienes Plan de Acción.

¿Qué más tener en cuenta en un Plan de Acción Integral de Imagen Personal?

  • Dejar espacio suficiente programado para que el propio cliente pueda ir midiendo cómo va.
  • Acompañar al cliente en sesiones de valoración de progresos durante el proceso o a los meses de haber concluuido el servicio.
  • Disciplina, Compromiso, Flexibilidad y que todo el plan no sea en absoluto una obligación, sino el cambio de baldosas amarillas más estimulante del mundo 🙂
  • Ten en cuenta que todo viene de un trabajo previo, si ves que se te hace muy grande la montaña revisa los «10 Paradas que no te puedes saltar en un proceso de Coaching de Imagen eficaz«

Dime, ¿qué pasos de los que hemos visto hoy quieres aplicar en tus servicio o en tu vida?

Deja tus comentarios más abajo.

Gracias.

Un abrazo

Domingo Delgado

 

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

2 COMENTARIOS

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.