Muchas veces no conseguimos lo que queremos porque estamos aferrados a una mentalidad de escasez o al miedo a que todo vaya a peor y nos mantenemos atados al fracaso.

Puedes liberarte de estas actitudes aprendiendo a “soltar” lo que no te ayuda en tu vida o ya cumplió su función. Aunque parezca contradictorio, es útil para seguir adelante.

Existen muchas formas de desengancharnos de lo viejo para poder recibir lo nuevo y hoy te contaré cómo hacerlo a varios niveles:

Cambiar la mentalidad de escasez y ambición negativa por la creativa:

Tanto si piensas que “tienes poco” como si aún consiguiendo metas sientes que no es suficiente; estos pensamientos provocan en ti una sensación de escacez a la que no debes apegarte.

Sentirte así no permite que la sensación de logro entre en tu vida (alegría) y es difícil estar disponible para captar toda la abundancia y belleza que hay seguro a tu alrededor.

¿De dónde viene todo esto?

Pregúntate de dónde viene tu creencia de que necesitas agarrarte a algo por si acaso no vaya a haber más adelante. Con esto me refiero a tu relación con trabajos, relaciones, estilo de vida, etc.

Rascando en tu interior te encontrarás con un “juicio maestro” que impide además que recibas la abundancia que hay a tu alrededor.

Otro punto importante reside en la preocupación que generas ante un futuro incierto.

Como indica la propia palabra Pre -ocupación, esta actitud te mantiene congelado ante la posibilidad de crear otra realidad distinta y se solución con la acción, con “ocuparte”.

Durante años me costaba entender por qué con los recursos de conocimiento, habilidades y ganas que tenía, no conseguía sacar adelante una vida más plena y satisfactoria. Hacía, hacía y hacía y los resultados no cuadraban con toda la energía y dedicación que ponía.

Vengo de una educación basada en el esfuerzo y durante años escuché “hay que sacrificarse para conseguir las cosas”, “lo bueno dura poco”, y otras sentencias similiares.

Tenía el foco puesto en lo que faltaba o podría faltar, pero no en lo que sí “tenía”.

Darte cuenta de la voz interna que anida debajo de tu sensación de no lograr, te liberará. El bucle de salida comienza con la Proactividad. Recuerda la frase de A. Einstein:

“Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”.

Y esto a veces empieza por dentro: cambia el foco de la necesidad a la satisfacción.

Aprender a Soltar

Reprogramar tus registros corporales

¿Y esto qué es?

Todas las experiencias vitales y tu historia emocional, lo que has vivido…genera una experiencia física que deja una huella en tu sistema nervioso, en tu movimiento corporal y tu comunicación no verbal.

Estas memorias se expresan de forma inconsciente y a veces es difícil pillarlas.

Pero en el momento en el que hayas “cazado” la creencia o juicio maestro que alberga tu mente, pon atención a los momentos claves:

  • Cuando te toque tomar una decisión importante.
  • Ante situaciones en la que no alcances tus objetivos.
  • “Cuando sientas que te falta esto o lo otro“.
  • Al observar a otras personas que Sí Logran.
  • O cualquier otra en la que “te pellizque el cuerpo por dentro”.

En todas esas incomodidades lleva tu atención al cuerpo, déjate hacer unas cuantas respiraciones sin intención de encontrar nada en especial, déjate estar y pregúntate:

  • ¿Qué siento?
  • ¿Qué hay debajo de esa emoción?
  • Detecta las reacciones corporales inevitables.
  • Provoca una sensación física diferente.
  • Y al encontrar la información que sea relevante para ti: SUÉLTALA

Canalizar emociones, cargas emocionales y patrones de respuesta:

Tener emociones atascadas es como andar con una mochila llena de piedras.

Necesitas aprender a canalizar tus emociones para que ellas no vivan por ti y puedas andar por la vida, lo más ligero que puedas.

Las emociones aparecen para avisarnos de información importante para ti, no hay buenas ni malas, todas son útiles para saber de ti.

Son avisos, escúchalos y ponte en acción:

  • Cuando sientas algo, para, localiza la zona del cuerpo en que la sientes y ponle nombre a ésa emoción.
  • Pregúntate: ¿Qué necesito?
  • Y actúa en consecuencia para buscar aquello recursos que te hacen falta.

Si las emociones son muy intensas o se repiten mucho en el tiempo pueden generar “Cargas emocionales” o patrones de respuesta más complejos como: la culpa, el resentimiento y/o la víctima.

Actúa antes para: limpiarte por dentro y usa el deporte, los hobbies, la ayuda de un amigo o actividades creativas que te ayuden a bajar “el volumen” emocional y descargar-te

Aprender a soltar no es evadirte, implica reconocer con responsabilidad lo que ocurre; si no te apegas a ello, lo usas como aprendizaje vendrá el regalo del PERMISO y la magia de aprender a recibir.

¿Qué más herramientas conoces para aprender a sotar?

Comparte tus descubrimientos en los comentarios.

Me encantará leerte.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

4 COMENTARIOS

Comments

  1. Gracias Domingo por tus sabias palabras, por tus dulces y tan ciertos consejos de introspección, consciencia pero sobre todo…. de liberación.

    Al hilo de esto último a mí me ayudo mucho aprender a cambiar de posición.
    Todos tenemos una posición personal ante la vida. Aprender a reconocer esta posición nos ayudará a pensar desde dónde actuamos y además, si lo que vemos desde ella nos hace sufrir, necesitaremos cambiarla y pasar a otro encuadre, al del aprendizaje.

    Así pues, si donde estás ahora te falta el aire, aprender de ello cuanto antes te liberará.

    Felices alas !!

  2. Hola Domingo !, agradezco tu comentario que sin duda es una tremenda enseñanza de vida que sirve para todos los aspectos personales y por supuesto en el campo de la imagen personal, en la cual es tan importante el autoconocimiento

    Tu página es una enseñanza permanente.

    Gracias !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *