¿Falto de energía?

A veces vemos los problemas como inabarcables y es cierto que hacer cambios en la vida requieren de esfuerzo y empeño por tu parte.

Ahora bien, hay muchas cosas que pueden están impidiendo que des el salto a la vida que quieres vivir y éso te resta energía. Si estás buscando un cambio se hará mucho más complejo realizarlo si tu cuenta emocional está en números rojos. Antes de divagar en los por qués y los “comos” haz una lista de todo lo que bloquea sentirte mejor y te darás cuenta que no son tan difíciles de cambiar.

Te echo una mano con unas sugerencias generales para aumentar tu energía y calidad de vida:

Deudas emocionales contigo mismo y con los demás:

  • Necesidades psicológicas sin cubrir:

Si andas frito por un abrazo, por tener alguien a tu lado y disfrutar de unos amigos que estimulen tu crecimiento personal, valor y creatividad; será difícil que disfrutes 100% de tu trabajo, tu tiempo libre o espiritualidad.

La necesidad de afecto sin cubrir, bloquea las relaciones, paraliza la creatividad y nos hace “enfriarnos” pensando que poniendo el foco en otra cosas, se nos pasará.

Ni se te ocurra tapar las emociones que sientas porque te están avisando de asuntos importantes para ti y si necesitas afecto, ve a por el como prioridad.

  • Temas pendientes con personas importantes.

Las grandes historias no resueltas dejan vacío dentro de nosotros. No te estoy diciendo que llames a tu ex-jefe para decirle el daño que te hizo y lo mal que te trataba o que escribas por facebook a aquella amiga que dejaste tirada en el instituto.

Sé creativo y responsable con los temas pendientes que tengas y empieza por la comprensión de por qué actuaste de tal o cual manera, la aceptación de que parte de ti hizo o permitió aquello que pasó, y deja un hueco a perdonarte…..

  • Emociones atascadas

En otra ocasión os comenté que hasta hace unos años sólo vivía enfadado. Cuando empecé a utilizar herramientas de inteligencia emocional pensaba que lo que pasaba es que tenía “mucho enfado acumulado”. Por un lado era cierto y por otro no: lo que había debajo era tristeza y miedo. Y claro, cuando se diluyó el enfado porque perdió su importancia, vinieron a visitarme las otras dos que estaban ahí y me hacía sentir muy vulnerable.

¡Fue genial! Así aprendí a darle un lugar a todo lo que estaba tapado y bajo presión.

Si te sirve el ejemplo, busca cual es tu emoción más habitual y su razón de ser. Si viene con amigas, salúdalas e invítalas a tomar algo 🙂

Al liberarte de esto, notarás que se te quita una losa de encima.

  • Deudas económicas.

El dinero, entre otros, cubre la necesidad básica de Seguridad. Si estás ahogado con la hipoteca, no llegas a fin de mes o hace años que le debes aquella ayuda a un amigo, será difícil que puedas sentir Auto-confianza. ¿En serio? Algo tan básico como la economía puede impedir que tengas la energía psicológica suficiente para alcanzar tus sueños.

Si es un peso para ti, contrata a un Coach financiero porque todo con estrategia y apoyo se consigue. Esta sí que sería una buena inversión y liberarás la energía y la tensión de andar encadenado al dinero.

Facturas físicas:

  • Tu forma de intoxicarte.

¿Dónde caes cada noche? ¿en el chocolate? ¿la cerveza? ¿echarle dos gritos a pareja cuando llegas a casa? ¿comprarte 3 camisetas en Zara para bajar tu ansiedad?

No lo pases por algo; para y date cuenta de qué cosas haces para calmar tu desazón. Me dirás que no te apetece nada porque precisamente es lo que te ayuda a evadirte de tus tensiones y de los días duros.

Cuídate cuando lo necesites y date los caprichos que quieras. Ahora, si se alargan en el tiempo te están indicando que alguna necesidad sigue sin satisfacerse: ¿Cuál? A veces puede ser la libertad de hacer lo que quieres, de hacer otra cosa más placentera en la vida, o de decir basta a alguna situación. Pon remedio ya a lo que te insatisface; es el terreno abonado para sentirte más pleno.

  • El ejercicio que necesita tu cuerpo.

He visto muchas veces como clientes hacen el deporte correcto para su tipo de cuerpo, peso y edad. Recuerdo un caso en el que a una persona le costaba ponerse en acción, emprender su negocio y hacer cambios en su vida para los que estaba sobradamente preparado. Precisamente hacía yoga y pilates y el cambio de paradigma llegó cuando se vió con una cinta en la cabeza a punto de salir a correr desde el portal de su casa con una cara de reto imposible por alcanzar. Y voilà! Ahí encontró la clave para que su cuerpo la empujara a la acción.

Si necesitas calma: acude a deportes anaéróbicos.

Si necesitas acción: a los aeróbicos y cañeros.

A veces es difícil calmarse si estás lleno de enfado; entonces encuentra la herramienta que te ayude a vaciar la carga emocioinal de forma activa y sólo después, cultiva tus pensamientos y relajación. Pon al cuerpo primero que todo.

  • Expresión corporal.

Cuantas veces te dijeron que no te pusieses las manos en los bolsillos o que no te apoyases en la pared si te puedes tener solito depie. O quizá “te mueves demasiado al hablar”, “sin tacón no se te ve” o “tienes que sonreir más que si no estás demasiado serio”.

Está bien pulirse y aprender modelos de comunicación socialmente aceptados que nos ayudan a integrarnos. También indaga en qué significan para ti tus gestos más habituales: ¿abres mucho los brazos al hablar para que te entiendan, cruzas los brazos y las piernas porque te da seguridad? ¿Tomas todo el espacio de la conversación con tu cuerpo o permaneces en una postura rígida y contenida?

La expresividad es un regalo del cielo. Observa que lo que gesticules tenga que ver contigo, te ayudará a ser más auténtico. Luego ya pulirás lo que te apetezca e incluso cambiará tu comunicación no verbal: conócete en movimiento.

Sueños rotos:

  • Lo que no ha hecho en el pasado y hoy sigue tirando de ti.

“Sé que volveré a tocar el piano”, “haré ballet clásico de más mayor” o “tendré un huerto ecológico en mi terraza en el que cultivaré mi propia albahaca”.

Lo que sigue latiendo en tu corazón y ha pasado a un segundo plano y se te saltan las lágrimas cuando ves una foto de aquella época en la que querías ser ………………. (completa la frase) ¡Ojo!

Ya estás pidiendo por navidad a tu familia que te regalen un bono para retomar los hobbies que inspiraban tu alma.

Aunque no se posible del todo, por favor prueba, porque retomar este tipo de actividades que fueron sueños, te darán información sobre cómo adaptarlos a tu circunstancias hoy y te dará un impulso de energía difícil de encontrar en otras fuentes racionales.

  • Descubre tu Propósito escondido.

Todos tenemos un propósito o una meta inconsciente; es como un impulso natural que de alguna manera sabemos que existe aunque no escuchemos adecuadamente su voz: la creatividad, el emprendimiento, ayudar a otros, investigar, comunicar, etc.

Prueba con alguna de estos interrogantes:

  • ¿Qué harías si el dinero no fuera un inconveniente y pudieras dedicarte a lo realmente te plazca?
  • ¿En qué sabes que eres muy bueno aunque no lo experimentes a diario?
  • Cita las 5 personas que más te han influido: ¿Por qué se caracterizan? ¿Qué te ha impactado de ellas?
  • Observa qué fortalezas inspiran en ti, cómo se combinan en ti y “para qué” pueden ser útiles.

Tu presentación ante el mundo:

  • Pon en valor lo que eres en tu apariencia.

Sabes que tu imagen externa es un reflejo de cómo quieres ser reconocido, de tu modelo de éxito y muchas cosas más. Piensa por un momento en qué transmite tu indumentaria y cuál es el Estilo que se acerca más a tus objetivos. Los cambios profundos comienzan por dentro, pero también puedes conocerte desde fuera y comenzar a proyectar una estética alineada con tus valores. ¿Eres comprometido? Prueba con el Estilo Romántico; ¿buscas la innovación? Usa el Estilo Creativo, etc.

  • El espacio donde vives y trabajas necesita nutrir tus aspiraciones.

No hace falta hacer una reforma general para que hagas del lugar donde vives un santuario de tus metas.

Cuando hay confusión, desorden o falta de armonía en tus espacios, no pensarás igual ni sentirás lo mismo. Haz caso a tu maruja interna cuando te dice que necesitas un cambio en la disposición de tus muebles, añadir color a tu salón o dejar totalmente zen el escritorio de tu despacho. Sigue tu intuición.

Prueba con 1 o 2 de estas claves y tendrás resultados seguro.

Espero que haya sido útil.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

6 COMENTARIOS

Comments

  1. ¡Vaya post! Me he quedado agotada solo de pensar en la de cosas que puedo “mirarme” por dentro…

    Gracias por animarnos a ser mejores cada día, no solo por fuera.

    • ¡Hola Clara!
      Sé que es mucha información pero funciona.
      Lo mejor es hacerte un Plan y cada semana ir poniendo en práctica alguna acción. Recuerda que si te pones en marcha, pasará y tendrás más energía para ir hacia tus metas.
      Nos vemos por aquí.
      Un abrazo
      Domingo

  2. Domingo muchísimas gracias por el artículo, que completo y conciso, me viene al pelo pues si estoy, en sensación de bloqueo vital, me encanta tu capacidad de desmenuzar la realidad y mostrarla. Un abrazo

  3. Hola Domingo, siempre leo tus artículos y me parecen muy concretos y una ayuda, pero debo decir que este me vino como caído del cielo, es perfecto para la situacion que estoy viviendo en el ámbito laboral que me tiene con nuevos desafíos. me gusta mucho como ayudas a aclarar las ideas, las emociones y me permite enfocarme en las guías que hay en mi camino.

    Desde Chile, muchas gracias que tengas una hermosa semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *