Es complejo saber exactamente cuando estás aparentando lo que tú no eres porque hay factores inconscientes que simplemente se dan y no te das cuenta. Aparentar está asociado a modelos de éxito personal que se toman prestados de la familia, personas que te han influido o referentes que te impactan y “deseas” ser como ellos.

Esas “formas” que adoptas buscan un reconocimiento del otro, del entorno y de la vida que te indique que estás siendo lo que eres o lo que “se supone que tienes que ser”.

Y es muy válido porque estás imágenes te ayudaron a crecer y ha reforzar el concepto que tienes de ti mismo. Otras quizá ya no son útiles hoy y tu Autenticidad quiere desplegarse liberándose de estos modelos prestados.

Hoy puedes cuestionarte alguno de tus comportamientos y saber si esto está pasando.

Te doy 10 pistas para saber cuando aparentas lo que no eres para ser reconocido:

  1. Buscas agradar por encima de todo y no sabes cómo soltar esta actitud.
  2. No te escuchas, pones un automático y dejas que las circunstancias te lleven.
  3. Muestras comportamientos que no te agradan pero “cumples” por respetar un modelo de Educación que a veces te limita.
  4. Te obligas a responder cosas que no quieres y maquillas tu opinión con deseabilidad social.
  5. Sigues tu instinto en tu forma de comunicarte pero tu cuerpo siente tensión.
  6. Usas una comunicación no verbal forzada o aprendida; esto justo lo notas cuando sales del escenario social al que te has expuesto.
  7. Tu expresividad no es natural porque te ves tomando un tono de voz, un movimiento corporal y una actitud que te requiere energía extra.
  8. La Actitud que tomas, la eliges pero reflexionando sabes que a ti mismo no te cala.
  9. Te percibes a ti mismo como un/a buen hacedor/a aunque te cueste; básicamente sientes que lo “has hecho bien” aunque interiormente no te sientes totalmente satisfecho y libre.
  10. En general crees que haces lo debido aunque sabes que no has alcanzado el Estilo de Vida que quieres. Te sientes como “en medio de algo” y sin llegar donde quieres.

Prueba con estas estrategias….

aparentar
  1. Observa lo que te gusta y lo te cuesta hacer y eres consciente que no consigues. Lo más importante aquí es darte cuenta de cómo te relacionas con ello, si va bien, si disimulas, si disfrutas conociéndote en lo positivo y lo negativo, si exageras o magnificas, etc.
  2. Identifica las conductas que haces de forma automática y te resultan más fáciles que “comerte la cabeza” o arriesgarte a ser más Auténtico.
  3. Píllate en los momentos de inseguridad en los que usas tu discurso, tu cuerpo o tu imagen para sentirte respetado. ¿Qué quieres tapar que no te gusta?
  4. Valora de 0 a 100 cuantas veces dices: yo tengo, yo hago, yo sé. Si la puntuación es alta, revisa “para qué” expresas tanto lo que tienes, lo que haces o lo que sabes. ¿Qué necesidad quieres cubrir que no está satisfecha?
  5. Evalúa cuanta distancia hay entre el ideal de tu estilo de vida y el momento presente. Cuanto más distancia más te urge hacer un cambio en tu Estilo de Vida o bien en el modelo de vida que esperas y no llega.
  6. Mira los puntos de insatisfacción personal, los que no están cubiertos y cuáles de ellos te cuesta más esfuerzo alcanzar. Dale prioridad a satisfacer el aspecto o necesidad que te tiene cojeando.
  7. Sé valiente mirando en qué aspectos de ti te sientes inmaduro y todavía no has querido ponerte a ello por pereza.
  8. Apóyate en los principios en los que crees firmemente con flexibilidad. Mira a ver si te estás pidiendo ser algo que quieren más los demás de ti que tú de ti mismo.
  9. Diferencia cuando sientes una empatía genuina por tu entorno de cuando simplemente sigues la bola u ofreces una comprensión vaga y actúas desde lugares comunes. Los demás también son un reflejo de ti.
  10. Sé consciente de tus límites con los otros y de qué cosas haces que te cargan e incomodan. Sobre todo, comunícate de forma asertiva respetando y valorando tus necesidades y también la de los demás.
  11. Capta los momentos en que expresas agradecimiento como una obligación, no como una experiencia de amor.
  12. Pregúntate ¿Qué es importante para ti que no has hecho? y haz algo ya para hacerlo realidad. Subirá tu autoestima y tu poder personal.
  13. Revisa las veces en las que exageras tus habilidades o sientes necesidad de justificar que sabes hacer esto o lo otro.
  14. Sé benévolo con lo que te des cuenta de ti. La apariencia te habla de lo que deseas, “no la juzguez”, es el mejor instrumento para saber hacia dónde se dirige tu propósito, qué te impide alcanzarlo y cómo solucionarlo.

¿Hay alguna otra pista que te sirva para saber si estás aparentando para ser reconocido?

¿Qué estrategia más aplicarías para sentirte más Auténtico?

Comparte abajo en los comentarios.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *