Un asunto complejo.

Oficialmente no hay referencias públicas y reguladas para asignar una tarifa estándar a los servicios de Asesoría de Imagen y en el caso del Coaching tampoco, aunque existe un poco más de información en base a estudios relacionados con Coaching Ejecutivo y las sugerencias propuestas por las Asociaciones Profesionales.

Coaching de Imagen es una especialidad “dentro del Coaching” y por éso las referencias que te daré tendrán que ver con ello.

En cualquier caso resulta difícil hacer bandera de que los precios son unos u otros y quiero decirte que lo que voy a compartir aquí está basado en mi experiencia de estos últimos 10 años y la red de profesionales que se han formado conmigo en la escuela y ya facturan sus servicios.

Vamos por partes.

La diferencia entre Asesoría de Imagen y Coaching de Imagen.

En el caso de la Asesoría de Imagen puedes encontrarte tanto precios/hora como precio/sesión que van desde los 30 € a los 100 € y también precios de paquetes de servicios que incluyen distintos trabajos: análisis del color, estudio de morfología, etc. Ahora bien, hay profesionales que duplican sus tarifas en función de maestría.

En el caso del Coaching individual “personal”, la horquilla más estable está entre los 50 y 150 €; precio hora/sesión. Podrás encontrar profesionales con un precio menor y otros que lo superen con creces llegando incluso a superar las 4 cifras.

En el caso del Coaching Ejecutivo, las tarifas se triplican y en función del cargo del cliente, los precios se disparan muchísimo.

Me centro en este artículo en el trabajo individual a nivel “personal”, no de empresa o corporativo.

Creo que una diferencia fundamental con la Asesoría de Imagen Tradicional son los beneficios y resultados más amplios que puede obtener el cliente. Veamos esto también.

La expectativa del cliente: ¿Qué servicio espera un cliente de un Coach de Imagen?

  • En Asesoría de Imagen, el resultado previsto es un “cambio de imagen o estilo”, “sentirse más guapo/a”, “mejora de la comunicación”, “mejora de la imagen pública”, “cambio de la percepción del público objetivo del cliente”, “ahorro de tiempo y dinero en la gestión de vestuario, accesorio y complementos”. Y por ende: mayor sensación de seguridad, aumento de autoestima, confianza y mejora de relaciones.
  • En Coaching de Imagen los resultados previstos son: “auto-conocimiento”, “encontrar el próposito personal”, “cambio en la forma de vivir o en el estilo de vida”, “empoderamiento y libertad personal”, “superación de limitaciones y obstáculos”, “creación de un proyecto de vida”, “alcanzar objetivos y metas vitales y profesionales”, “aumento de la satisfacción con uno mismo”, “encontrar el equilibrio”, “aumentar la coherencia personal”. Como ves, son beneficios aspiracionales.

Si quieres conocer más diferencias, mírate este artículo: Asesoría de Imagen vs Coaching de Imagen.

Cuando llega un cliente, ¿qué servicio es el que espera de un Coach de Imagen?

El que tú hayas definido en tu web o tarjeta de visita, lo que comuniques en tus sesiones informativas y las credenciales que tengas para realizarlo: dándole toda la seguridad al cliente de dónde está, qué va a hacer y qué ganará.

Si te llegan clientes de Asesoría de Imagen puedes ofrecerle y explicarle cómo tienes otro servicio enfocado a otros resultados, las diferencias de precio, cómo funciona cada uno y demás.

Si quieres tener más clientes de Coaching de Imagen, tendrás que alinear tu marketing con ello.

¿Cuál es el por qué de esta confusión?

Es cierto que Coaching de Imagen se confunde con Asesoría de Imagen y Personal Shopper y hay varios motivos:

  • “En general las profesiones de Imagen Personal se identifican erróneamente con Estilismo o Servicios de Compras Personalizadas“: esto proviene del boom de formación en estas áreas hace 20 años, la comunicación mediática que asocia la belleza en exclusiva a la apariencia, a los cánones y estereotipos físicos y la falta de diferenciación entre las propias profesiones de “consultoría”: Asesoría de Imagen , Personal Shopper, Estilistas; y Coaching de Imagen.
  • “Empleo de la palabra Coaching para diferenciar el marketing de marcas”: os he contado muchas veces que sólo por poner “Coaching” delante de “Imagen”, no significa que se esté ofreciendo este servicio. Coaching significa “entrenar” pero hoy es un disciplina con sus diversas especialidades, entre ellas Coaching de Imagen.
  • Confusión al ofrecer 2 servicios en uno: realizar unas sesiones de coaching y luego otras sesiones Asesoría de Imagen, no es Coaching de Imagen y con esto tenemos que ser firmes. Sé cuidadoso con lo que leas al respecto.
  • Coaching de Imagen como Método, no como conjunto de herramientas: es parecido al anterior, aplicar herramientas aisladas de Coaching en un servicio de Asesoría de Imagen, no es Coaching de Imagen; tampoco lo es una secuencia de pasos que provenga de la opinión personal sin investigación que lo sustente o vagas referencias a artículos científicos vagos. Un método es un sistema probado y validado científica y al tratarse de desarrollo personal, también validado psicológicamente. Y que contenga unas competencias profesionales concretas a desarrollar y unas herramientas al servicio del método, no de forma aislada.
  • El intrusismo de toda la vida.

Hablemos de dinero en relación al impacto generas en la vida de tus clientes.

Hasta que encontremos mayor regulación de las condiciones profesionales es lo que te puedo contar sobre el tema, pero hay otro muy importante que debes tener en cuenta.

¿Cuál es el impacto de tus servicios en la vida de tus clientes?

Con esto me refiero a la transformación definitiva y los beneficios reales de trabajar contigo, no de impactar por impactar…

¿Qué consiguen tu clientes trabajando contigo?

  • ¿Consiguen aumentar su autoestima?
  • ¿Aprenden a vestirse con gracia y soltura por sí mismos?
  • ¿Cambian su vida y consiguen dedicarse a lo que les apasiona?
  • ¿Superan situaciones complejas y se sienten mucho más felices?
  • ¿El qué?

Todo es válido y si eres honesto/a harás que tus precios vayan en concordancia con tu mayor talento. ¿Sabes cuál es?

Si no lo sabes, es urgente para ti que lo encuentres para sepas bien hacia donde dirigir tus esfuerzos por fin.

Si acabas de empezar date tiempo y comienza por precios más bajos, conócete trabajando y descubriendo tu maestría. Si estar contigo una hora comienza a ser “revelador” plantéate subir el precio, pero siempre en coherencia con el beneficio real que se lleva tu cliente, no el que tienes en la cabeza que todavía no has conseguido facilitar 😉

Veo muchas webs pretenciosas y es que no hace falta “querer parecer”. Lo primero como profesional de la imagen personal en mi opinión, es ser todo lo auténtico que puedas. Y eso es un trabajo señoras y señores…que tiene que ver con tu nivel de auto-conocimiento.

Ponerte a copiar los servicios de otras webs, plagiar cursos para repetirlos por tu cuenta, no, eso no lo quieres para ti…

Busca los recursos o formación que te falte, pero por Dios, no copies a diestro y siniestro como si no pasara nada. Y eso te lo digo más por los clientes. Si compran servicios que resultan no ser lo que parecen, se hace daño al mercado, a las personas, a la competencia y a la profesión.

Hablemos de marketing

¿Qué tipo de cliente te llega?

A veces nos quejamos de que “fíjate quien me escribe y lo que me pregunta”, o tal vez “siempre me quieren regatear precios”, o “no entiendo porque no llego al cliente que deseo”.

Una estrategia de marketing es un universo que no cabe en estas líneas pero básicamente te digo:

¿Cómo muestras lo que haces? ¿Qué lenguaje usas? Y sobre todo: ¿qué problema resuelves? ¿qué solución aportas? y a quién te diriges. Revisa tu lenguaje.

La diferenciación profesional es la que te ayudará a “ofrecer algo distinto”, destacar y poner los precios alineados con los beneficios que obtenga tu cliente.

Como ves, desde el fondo, hasta la forma, todo es cuestión de coherencia.

Si algo no funciona en tus servicios, revisa todo esto.

Y siempre, siempre, por favor, ten en cuenta que te dedicas a lo que te dedicas por pasión (o al menos lo espero), que estás al servicio de las personas en cualquiera de los casos. Y que sobre todo: seas HONESTO/a.

De todo lo que hemos visto, ¿qué parte crees que necesitas mejorar en tu negocio para sentirte a gusto y seguro con los precios de tus servicios? ¿Formación, Método, alinear precios con tu Talento, Comunicación y Marketing?

¿Cuál?

Deja tus comentarios más abajo que me encantará echarte una mano.

Espero que te sirva este post.

Un abrazo

Domingo

Pd: si lo que te falta es formación y quieres tener un método sólido, robusto y probado; échale un vistazo cuanto antes a  mi Experto en Coaching de Imagen.

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *