untitledLa mirada transparente te deja desnudo y no te importa.

A veces nos cuesta mirar a lo que es, tal cuál es. Es un lugar en el que no hay nada accesorio, hay una transparencia total.

Me doy cuenta como el pudor, la vergüenza y la exposición están relacionadas con la máxima autenticidad. Y me pregunto cómo gestionarlo.

Nos han enseñado a esconder, a tapar, a adecuar, a dar lo “correcto”.

Cada día creo más en un proceso de desarrollo personal basado en la imagen. Tan básico, tan directo, tan enriquecedor.

Antes de percibir, de calibrar, de opinar…observamos. Pero antes de observar: miramos.

En Coaching se habla mucho de la observación como antesala de la Toma de Conciencia. Creo que hay un paso previo a la observación, más limpio, más puro, que es mirar sin juicios. Esto te coloca en un lugar “ingenuo” que te permite volver al niño-genio que no se come tanto la cabeza y mira, conecta, Es.

“La mirada” ha quedado en un lugar superficial y quizá sea la puerta a vivir la vida tal cual se presenta.

La exposición, parece que sólo es argumento de los actores o técnicas terapéuticas.

La mirada es la conexión natural, la apuesta sin juicios. La mirada que hay en ti es…la mirada que veo en los demás hacia mi es…

Completo contigo estas frases mientras las escribo.

Te invito a revalorizar la imagen como herramienta de conexión con la Vida: la mirada que conecta.

Domingo Delgado

Dir. Coaching, Cuerpo e Imagen

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *