Soberbia IV/ Pride IV: They want a piece of meSi el crecimiento del Coaching está en plena expansión, también observamos como las diferentes especialidades crecen de muchas formas.

Es un honor observar como los profesionales honestos despliegan en nuestros país una herramienta tan válida y útil para vivir más plenamente.

Recientemente estamos observando como en nuestro sector asesores de imagen se asignan el título de Coach sin formación previa en desarrollo personal.

En este punto encontraremos varios perfiles:

– El que no se ha formado en coaching pero piensa que sus cualidades personales son suficientes para trabajar en coaching de imagen:

Creo firmemente en la autosuficiencia y también en la formación. No todo te lo da un título y no todo te lo da la experiencia. Ahora, el acercamiento a la persona se merece un respeto y no hay nadie que te transmita mejor sus conocimientos que aquellos que han llegado antes y pueden facilitarte un contraste que solos es más complejo de alcanzar, y crecer. Y no sólo por llegar antes sino porque su experiencia trasciende sus palabras facilitando el cambio en grupos de personas.

– El que ha concluido su formación en coaching recientemente, observa el nicho de mercado y la oportunidad en el sector de la imagen y se lanza con pocos recursos de conocimiento y comienza a trabajar con grupos con escasa preparación, autoconocimiento y trabajo personal:

Estamos encantados de poder decir que un porcentaje alto de nuestros alumnos con escasas 3 promociones de nuestro programa en Coaching de Imagen, comienzan su andadura, creando empresas y poniendo al servicio de los demás sus conocimientos y su experiencia. Ahora, seamos cuidadosos con el alcance del las metas (base de todos los modelos del Coaching). ¿Puedes convertirte en cantante de ópera en 1 mes?

Conocimientos + Recursos + Alcanzabilidad + Realidad = ¡Buen plan de acción!.

Y más que las metas, la ecología de nuestras acciones y su influencia en las personas que desconocen esta nueva disciplina.

– El que se ha formado en imagen y no tiene un método real testado de acercamiento a variables psicológicas y el cuerpo:

A la cresta de la ola del Coaching se le añade el descubrimiento de un nuevo nicho de mercado en el que el Asesor de Imagen tradicional no tiene los recursos suficientes para profundizar en un proceso de cremiento personal en el que el objetivo ronda la Identidad. Estas son palabras mayores y el reciclaje formativo es una pieza fundamental para revalorizar el trabajo con la Imagen.

La Imagen no es sólo la apariencia, es una representación externa de la Identidad más profunda, y se expresa en un físico que proyecta nuestra historia emocional. ¿Hemos hecho una puesta apunto de nuestros conocimientos sobre Personalidad, Cuerpo y Apariencia? Además, convendría conocer una herramienta que explique y desarrolle a la persona como un sistema, no como un puzzle o una moda. ¡Un método!

La apreciación personal sobre la imagen no es sufiente para aportar al cliente un escenario de apredizaje. Las opiniones están bien y se convierten en un método tras su análisis, desarrollo y puesta en práctica en la realidad; no sólo buenas intenciones.

– El autodidacta.

¡Bravo! No hay nada que manifieste más interés y pasión por una profesión que el encontrar recursos propios, investigar, poner en práctica y alcanzar nuestra realización personal por medios propios.

También es útil ponerse en contacto con otros profesionales, estudiar las técnicas adecuadas para bucear en la «imagen inconsciente», buscar la rigurosidad y los standares de un método que nos potencie como comunidad, aportando mayor seguridad y credibilidad a nuestro cliente.

– El que aprovecha su imagen de marca o su capacidad económica para impactar al público con un producto nuevo y proyecta información sin bases para realizar un cambio profundo.

La visión literaria de un fenómeno tiene su lugar también a la hora de documentar aunque no sustituye la práctica, los estudios de campo o la investigación y desarrollo multidisciplinar.

«Yo ya me lo sé», está pasado de moda, poco útil; vivimos en un cambio constante y a nuestro cliente no le basta con una buena imagen profesional sino un contenido, método y experiencia que supere lo que ya conoce.

El «Yo ya me lo sé» genera Vanidad. La Vanidad + Éxito Personal, Orgullo y el Orgullo + Éxito Profesional = Soberbia.

¿Desde dónde quieres realizar tu profesión?

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

1 COMENTARIO

Comments

  1. Susana Magdaleno says

    Completamente de acuerdo, Domingo.

    Encuentro arriesgado lanzarse a la aventura con poca o nada experiencia, y sobre todo sin haber experimentado en «carnes propias» un proceso profundo.

    Y, bueno, arriesgado para el que se lanza sin más miramientos, es una elección del que lo hace (si no funciona, será, para esta person,a un aprendizaje, al menos). Pero el riesgo más importante es el que colocan a las personas que se ponen en sus manos. Me parece, desde luego, una gran responsabilidad, tomar el rol de acompañar a otras personas en su camino de crecimiento. Y una falta de respeto hacerlo sin tener todas las herramientas.

    Lanzarse es importante, y si lo retrasásemos hasta tener todos los recursos dominados no lo haríamos nunca. Pero es importante hacerlo con tiento, y con la conciencia de que no sabemos todo, más bien sabemos poco. Incluso con la máxima claridad de que «no sabemos lo que no sabemos». Hacerlo así, al menos nos proporcionará honestidad y humildad. Sin esto no podemos apoyar ni acompañar a nadie. Ni siquiera a nosotros mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.