Ya eres alguien y también aparentas algo. Déjame mostrarte por qué en la apariencia puedes encontrar las claves para hacer crecer tu genialidad. A veces hablar de estos temas puede ser espinoso porque incomoda pero hay una manera de darle la vuelta al asunto.

Lo que pareces:

  • Aquello que aparentas o simulas: fuerza, equilibrio, empatía, triunfo, determinación… habla precisamente de lo que no has alcanzado todavía y quieres desarrollar.
  • Hay grados de “apariencia” que van desde lo más artificial a lo más auténtico. Observa en ti, qué cualidades sabes que aparentas y no tienes y aquellas que expresas y son naturales en ti.

¿Cómo distinguir estas cualidades?

Midiendo el esfuerzo que empleas en hacer ciertas cosas. Piensa si te cuesta ser amable, responsable o eficaz, exitoso o creativo, pero realmente pones empeño en simularlo porque te gustaría ser así. Aquí pueden pasar dos cosas:

  • No son cualidades de tu esencia; no importa, seguro que tienes otras geniales que puedes descubrir.
  • Son cualidades potenciales que están aún sin desarrollar y quizá estés cómodo con simularlas.

Montaje ante los demás:

Las apariencias influyen en cómo eres percibido y de alguna forma sabes que el otro las va a reconocer. Esto tiene que ver con un modelo de reconocimiento con origen en tu historia vital. Estos esquemas se pueden cambiar observando si potencian tu crecimiento personal y cuánto son de importantes para ti.

apariencias

Parecer lleva menos esfuerzo que crecer y desarrollarte por dentro y por fuera. Anímate a desarrollarte porque la factura es menor y los beneficios máximos:

  • Ser consciente de lo que pareces o simulas te libera del auto-engaño, incrementa tu poder personal, hace crecer tu autoestima, lleva tu Autenticidad a cotas más altas de influencia y hace posible tu realización personal.
  • Si crees que realmente “tienes” lo que aparentas evitas recorrer el camino directo para desarrollar esas habilidades y disfrutar de sus grandes resultados. Si aparentas que tu negocio va bien impides saber qué es lo que no funciona, si aparentas ser intelectual evitas que tu pensamiento cree, si aparentas ser generoso, pierdes la oportunidad de darte honestamente. Darle la vuelta supone crear la realidad que quieres vivir. ¿A que sí quieres?

Si cambias el foco a lo que Eres, tu potencialidad y tu Esencia:

  • Abres el camino a tu crecimiento personal, a tu propósito, tu vocación y tu Auténtica Belleza.
  • Implica un camino de madurez vital que enriquece tu vida, tus relaciones, tu profesión y tu capacidad de vivir de forma plena.
  • El desarrollo genuino de ti mismo te lleva a valorar tu propia imperfección y entonces te sentirás más perfecto.
  • Mirar lo que no te gusta de ti para comprenderte te empuja a relativizar, aceptar y potenciar lo que eres tal y como eres.
  • Parecer se convierte en un medio importante para saber lo que eres, desarrolla tu compasión, humildad y la posibilidad de ser mucho más feliz.

¿Qué más aspectos encuentras en la apariencia como vehículo para crecer?

Comparte conmigo tus impresiones.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *