Hoy os ofrecemos algunos apuntes científicos actuales sobre la potencia de la imagen en nuestra biología. La memoria de nuestra historia vital afecta a nuestra imagen interna (descubre cómo potenciarla: 4 pasos para potenciar tu imagen interna – Visulización). Podemos acceder a esta información, hacerla consciente y movernos al cambio, mediante el trabajo creativo con imágenes.

Coaching de Imagen

La información que se almacena en nuestro cerebro se representa empleando lenguaje e imágenes. Esta representación se procesa de manera separada, lo que da lugar a dos códigos mentales, el visual y el verbal.

Así, el concepto “perro” se almacena como la palabra “perro” y como la imagen de un perro. Si evocamos a un perro, en nuestra mente podrá aparecer la palabra “perro”, la imagen de un perro o ambas.  (Sternberg, Cognitive theory (3rd ed.). Belmont, CA: Thomson Wadsworth).

Una vez explicado esto, la intención de este post no es otra que la de profundizar en el concepto de imaginería, que podría definirse como el procesamiento de información que evoca y usa a los sentidos: visión, audición, olfato, vista, sentido del movimiento y tacto.

Esta imaginería comprende un mecanismo de comunicación entre la percepción, la emoción y nuestro cuerpo. Y en ella, la imagen visual es una pieza clave.  ¿Y esta imaginería sirve para algo?  Pues este procesamiento de la información es clave para los procesos de memoria, motivación, pensamiento creativo, e incluso, tiene un papel vital en el denominado “efecto placebo”.

De este modo, la imaginería mental posee un efecto bioquímico significativo en nuestro cuerpo que bebe de nuestras creencias, expectativas y de nuestra propia sugestión (Spiegel D. Placebos in practice. 2004).

En medicina, la hipnosis se ha empleado como terapia complementaria a diversas enfermedades. Gracias a esta técnica, el paciente ha podido evocar una imagen de su enfermedad. Esta imaginería ha ayudado a los pacientes y a los médicos a entender el significado emocional de los síntomas de la enfermedad. De hecho, la generación de dicha imaginería, el simple hecho de haberla trabajado, generado, ampliado… es tan importante que puede mejorar el pronóstico de la enfermedad en sí.  (Carruthers HR, Using art to help understand the imagery of irritable bowel syndrome and its response to hypnotherapy).

Además de la hipnosis, existen otras técnicas para trabajar la imaginería mental, como es la Programación Neurolingüística, el Coaching Sistémico y las representaciones tan sanadoras de las Constelaciones Sistémicas.

Una manera creativa de hacerlo es mediante la elaboración de collages, tal y como hemos propuesto hace unos días en nuestro blog de Coaching de Imagen. Construye una imagen de futuro en 5 pasos

Esta técnica te permite construir una imagen completa realidad, trabajar el procesamiento de la información desde distintos ángulos empleando del código visual, facilitar la comunicación entre la emoción y el cuerpo, generar una imaginería mental de nuestra imagen interna (autoconcepto).

Y lo más importante, construir una imaginería consciente de cómo queremos que sea nuestro futuro y desarrollar nuestra potencialidad. Esto, sin duda,  es creativo, pues crea nuevos escenarios mentales, esto, sin duda, es coaching de imagen.

Comparte tus dudas o intercambia tus impresiones. Deja un comentario más abajo.

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

4 COMENTARIOS

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *