La vuelta puede parecer difícil si no tienes en cuenta algunos factores que pueden hacer de tu incorporación al trabajo y la rutina algo más satisfactorios.

Tenemos grabado a fuego en nuestro inconsciente también una sensación de: vuelta a empezar, oportunidad y cambio positivo, si prestas atención a lo que parece casi un comienzo de año.

Las vacaciones te aportan una dosis de energía extra, ayudan a tomar perspectiva y relativizar los problemas cotidianos orientándote mejor a tus metas. Ahora…¿usas esa energía para volcarla en otoño o la dejas escapar?

Comparto contigo estas pautas para que las pongas en práctica y a favor de un otoño lleno de energía.

Todavía es pronto pero más vale prevenir. Saber para qué ocurren los cambios que se dan dentro de ti en cada estación te quitará peso y te ayudará a disfrutar más.

Cambia el calendario emocional

Está estudiado que la mayoría de personas pasamos por ciclos emocionales similares en función de la estación en la que nos encontremos. Según John R. Sharp generamos patrones inconscientes que nos hacen repetir determinados comportamientos, actitudes y sentimientos en relación a los cambios de nuestro entorno ambiental.

Piensa que estos patrones son útiles para que nuestro organismo recupere el punto de equilibrio a lo largo del año y no creas que esto sea del todo malo. Este «piloto automático» tiene un sentido natural y ser consciente de ello puede darte ciertas ventajas.

Se convierte en un problema cuando estás apegado a recuerdos del otoño que anticipan de alguna el «no me apetece volver» o el «No voy a poder con todo».

En síntesis:

  • Tu mente se predispone a rememorar recuerdos, creencias y actitudes asociadas al otoño.
  • Tu cuerpo deja el libre verano por un otoño en el que comes, duermes, te mueves y expresas de forma diferente y en unos horarios estructurados.
  • Tus emociones activan e inspiran tu forma de relacionarte con esta nueva etapa. ¿Cómo ocurre en ti?
  • Tu apariencia modifica y estructura tu expresión externa, vuelves a tapar, a usar colores más oscuros, cambia el calzado… y parece que todo te empuja a sentirte encorsetado.

Tu Estilo se reajusta para puedas adaptarte mejor a una estación relacionada con:

  • Un entorno diferente: ambiente, personas, condiciones atmosféricas.
  • Nuevos Planes o vuelta a la rutina.
  • Retomar lo que empezaste meses anteriores.
  • Oportunidad de reflexionar sobre tus objetivos y cómo quieres terminar el año.
  • Sentimientos de nostalgia y emoción de tristeza por pérdida de un estado anterior, necesidad de aumentar la productividad y ¿aceptar nuevos retos?

Son cambios sutiles y progresivos que aparentemente no son importantes, pero sí, cambian la imagen de tu realidad. Por eso es totalmente normal que sientas resistencia, pereza, desgana o incluso abandones ciertos hábitos que «tenías planeados».

Cómo volver del verano
Puntos de conflicto:
  • Estacionalidad: no podemos cambiar el entorno pero sí podemos cambiar de actitud. ¿Cuál eliges tú?
  • Recuerdos que vuelven a tu mente y voces que te dicen si es ilusionante volver al ruedo o es una losa sobre tu cabeza: ¿Con qué tienes asociado el otoño? ¿Es positivo o negativo? ¿Neutro?
  • Retomar obligaciones: ahí está la clave. ¿Te obligas a hacer cosas que no quieres? Esto tendrá que ver con si sientes que estás en el trabajo que deseas o no, que disfrutas de relaciones satisfactorias o no, que vives donde te apetece o no, que estás contento con quien eres o no, etc. Vigila los comportamientos automáticos que te llevan a hacer lo mismo y proponte cambiar lo que no se ajuste a tu aspiración de vivir mejor.
  • Las circunstancias y tú o tú y las circunstancias: es típico decirte: «sí claro, es que esto no lo puedo cambiar porque no es fácil encontrar un nuevo trabajo…» Con este discurso las circunstancias son «más grandes que tú» y obviamente no tienes mucho poder con ésa forma de hablarte. ¿Qué otra opción tienes? Quizá hablarte mejor: «aunque es complejo encontrar un trabajo rápido, sé que tengo recursos para ir mirando opciones». Cuida tu lenguaje.

Es importante ser consciente del cambio que estés sintiendo, de cómo te hablas a ti mismo, de qué opciones tienes y de cuanto te comprometes con conseguir tus objetivos.

Puedes graduar los cambios que quieres hacer, adaptarte a las circunstancia justo en la medida que quieres o dejarte sorprender por la posibilidad de que si QUIERES, PUEDES.

Según la actitud que elijas puedes transforma lo que te vayas a encontrar a la vuelta. Piensa bien en esto, porque tal y como te hablas tu motivación, estado de ánimo, emociones, tu físico y tu comunicación externa se pondrán a favor de lo que haya decidido el capitán del barco. ¿Qué eliges hacer?

Sincronízate con el cambio:

Podrás nadar a favor o en contra; descubre las ventajas…

  • El verano está cargado de emociones positivas en su mayoría o de frustraciones si no hemos podido hacer lo que queríamos. En ambos casos da la sensación con su final que el posible tiempo de mayor distracción o bienestar llega a su fin.
  • El otoño en realidad comienza a provocar en ti la necesidad de reflexión, de una mayor sobriedad y también de aumentar la productividad y aceptar nuevos retos. Una mente más clara, nuevas intenciones y de restablecer el orden.

¿Qué hacer?:

  • Huye de querer hacer demasiadas cosas.
  • No pongas demasiadas expectativas en la nueva etapa y además con muchas fechas de cierre para terminar el año. Ojo con el estrés.
  • Observa los recuerdos que vengan a tu mente, da la bienvenida a la nostalgia, ok, pero no te enganches a ellas: míralas, salúdalas, observa que información útil te dan, y deja pasar lo que no te impulse a tener un otoño fantástico.
  • Identifica los factores físicos que afectan a tu calendario emocional que ayuden a provocar un cambio positivo
  • Aprende a anticipar los puntos débiles que conoces de ti y toma medidas.
  • Pon distancia emocional antes de abrumarte con una rutina que conoces más que a ti mism@.
  • Cambia las circunstancias externas que puedas y te sea viable cambiar.
  • Recibe la Estación con Alegría que ella no tiene la culpa: ¿Qué te propone este año?

Espero que te sirva y compartas conmigo tus comentarios

Un abrazo

Domingo Delgado

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.