Charla en el Instituto Santa Engracia

Hemos vuelto a pasar la tarde del jueves con el Grupo de tarde de Asesoría de Imagen Personal.

En esta ocasión hemos hecho especial énfasis en la comprensión de la diferencia entre Imagen Real e Imagen Real. A partir de ahí podemos establecer un proceso de cambio en nuestros clientes. Lo más importante es integrarlo en nosotros mismos, vivirlo primero y encontrar nuestro “centro de gravedad”.

A veces mirar hacia dentro asusta, no sólo para reconocer nuestras áreas de mejora sino también para descubrir la belleza interior y nuestra potencialidad. Estemos atentos a cualquier señal que nos hable del hermoso poder que hay en nuestro interior y en la capacidad de “ver” lo nuevo que hay en cada uno.

Hemos utilizado una técnica de visualización para acercarnos a nuestro “yo” más precioso; o mejor dicho, a nuestra esencia. Demos rienda suelta a la gran verdad que hay ahí, muy dentro de ti.

El conocimiento de herramientas para la mejora de la imagen externa de las personas require también de una escucha profesional de sus objetivos, de ponerse en el lugar del otro y de manejar los códigos de la imagen de forma respetuosa.

Estamos encantados de poder colaborar con el Instituto y de tener la oportuniad de ofrecer nuestro método a los nuevos valores. Ellos son el futuro y ellos miran lo nuevo.

Mi agradecimiento una vez más a Rosa Quintans (Responsable de la Familia de Imagen Personal del centro) y al grupo de tarde que ha querido experimentar en sí mismos, un poquito más, el significado de Imagen Personal.

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.