Teresa

Hace más de un año comenzó mi aventura personal y a día de hoy, puedo afirmar sin temor a equivocarme, que no soy la misma persona.

El Coaching de Imagen vino a mí en un momento de cambio profesional, cuando estaba formándome como Personal Shopper y desde el primer momento tuve claro que el Coaching de Imagen era lo que estaba buscando sin saberlo. Unía en una misma disciplina herramientas psicológicas, emocionales, corporales y estéticas. Tenía en el Coaching de Imagen la posibilidad de poder integrar mi profesión como psicóloga a mi “gusanillo” por el mundo de la Asesoría de Imagen.

Hoy en día, todavía estoy en el camino del cambio tanto profesional como personal, porque esto último fue para mí una gran sorpresa. No es un curso más, no solo son contenidos, ejercicios, dinámicas, etc. Cada una de las tareas está pensada y diseñada para un objetivo en concreto y no se trabaja desde la “cabeza” sino desde el “corazón”, viviendo y experimentando las mismas en un ambiente respetuoso y cuidado, donde todo tiene un por qué o mucho mejor, un PARA QUÉ.

Un gran viaje es lo que para mí ha sido y es el Coaching de Imagen. Inicias el viaje con una maleta, donde guardas todo lo que tú crees que eres. Pronto con cada una de las “paradas” tu maleta empieza a pesar y te das cuenta que llevas guardadas cosas que no te sirven para nada, que además duelen, pero que la costumbre hace que las sigas guardando. Es entonces, cuando empiezas a despertar, tomas conciencia y eliges lo que realmente quieres y deseas guardar en esa maleta y lo que quieres sacar de ella. A partir de este momento, el viaje se vive de otra manera, se vive desde otra posición, se vive con otros ojos y el puzzle de tu viaje empieza a conectarse. Empiezas a saber y a sentir quién eres realmente sin máscaras, tal cual eres, con lo bueno y con lo malo.

No voy a decir que este viaje es fácil, porque no lo es. Bucear en el mar interno de tu identidad va acompañado de muchas “corrientes marinas”. Yo misma, estuve tentada en abandonar, pero no lo hice y esos momentos de ir subiendo poco a poco a la superficie y respirar nuevos aires es algo difícil de olvidar, es una bocanada de aire fresco que impregna todo tu SER.

No quiero irme sin decir que este gran viaje solo es posible por el gran equipo de profesores y profesoras que lo componen y lo acompañan, teniendo a Domingo como Director del mismo. Son grandes profesionales, cercanos, respetuosos, sensibles y ante todo, humanos. Gracias a todos y a todas por vuestra contribución en mi viaje.

Teresa Contreras

Psicóloga especialista en Género y Coach de Imagen.

 

Descubre cada jueves contenidos exclusivos que te mostrarán la estrecha relación que existe entre tu imagen y tu interior. Únete y accede ahora a la Guía de Desarrollo Personal a través del Estilo con 5 Pasos para recuperar la conexión contigo mismo y encontrarle sentido a tu Presentación ante el Mundo

0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.