El éxito de tus sesiones depende de muchas cosas pero sobre todo se saber posicionarse con el cliente en función de su demanda, sus obstáculos, deseos y aspiraciones.

Existen todo tipo de obstáculos que te puedes encontrar en el desarrollo de tu trabajo. Hoy comparto contigo alguno de los frenos que pueden estar impidiendo tu excelencia profesional:

1. Tener Intención y expectativas del cliente:

Cuando aprendemos a hacer coaching en cualquier de sus especialidades tenemos muchas ganas de ponerlo en práctica y nos gustaría obtener resultados brillantes y ayudar a las personas a cambiar su vida desde el principio.

Para ser maestro hay que pasar por mucho aprendizaje y lamentablemente las primeras sesiones no serán las mejores que harás en tu carrera.

Una de las claves que se enseñan en todas las escuelas es: no tener intención de que tu coachee cambie y gestionar tus expectativas: si las tienes, cuando termine el proceso y no se cumplan tal como tenías en tu mente, generarás frustración.

(más…)

Aprender a Soltar

Muchas veces no conseguimos lo que queremos porque estamos aferrados a una mentalidad de escasez o al miedo a que todo vaya a peor y nos mantenemos atados al fracaso.

Puedes liberarte de estas actitudes aprendiendo a “soltar” lo que no te ayuda en tu vida o ya cumplió su función. Aunque parezca contradictorio, es útil para seguir adelante.

Existen muchas formas de desengancharnos de lo viejo para poder recibir lo nuevo y hoy te contaré cómo hacerlo a varios niveles:

Cambiar la mentalidad de escasez y ambición negativa por la creativa:

Tanto si piensas que “tienes poco” como si aún consiguiendo metas sientes que no es suficiente; estos pensamientos provocan en ti una sensación de escacez a la que no debes apegarte.

Sentirte así no permite que la sensación de logro entre en tu vida (alegría) y es difícil estar disponible para captar toda la abundancia y belleza que hay seguro a tu alrededor.

¿De dónde viene todo esto?

(más…)

¿Sientes que llevas una vida laboral fragmentada porque tienes muchos intereses y no sabes cómo unirlos en una sola profesión?

Somos seres creativos y a veces pese a nuestro gran potencial nos sentimos frustrados en el trabajo porque pensamos que sólo existen las vías tradicionales para desarrollarnos o no encontramos la forma de darle rienda suelta a nuestras cualidades.

Salirse de los estándares oficiales no es fácil pero hoy en día contamos con un entorno social en el que es viable diseñar tu propia vida y dedicarte a lo que verdaderamente te apasiona.

Aquí tienes una claves para ayudarte a detectar si necesitas un cambio vocacional.

¿Cómo saber si necesitas fabricarte tu propio trabajo?

(más…)

Aprender a Parar

Un pupilo le dijo a su maestro Zen: “No tengo tiempo para meditar una hora diaria” y el maestro le respondió: “Pues entonces necesitas meditar 3”

Sabemos que parar es necesario, que no implica ir para atrás, que hay que hacerlo por salud pero

¿Por qué narices nos cuesta ponerlo en práctica?

Hay grandes beneficios detrás de hacer un stop.

Si te faltan herramientas para ello, hoy comparto contigo 10 claves que te harán replantearte el asunto y espero que al menos una, pongas en marcha cuanto antes:

(más…)

Si llevas dándole vueltas al tema, para y hazte estas dos preguntas poderosas.

Te servirán sobre todo cuando estés en el punto en el que no te sientes identificado con tu imagen o simplemente intuyas que algo no va como realmente quieres, aunque no sepas bien el que.

El estilo es una proyección de cómo eres por dentro y puedes conocerte en profundidad usando estos recursos para que luego tu imagen externa brille. Esta vez no será por la lentejuelas sino por la verdad que hay en ser uno mismo.

Pregúntate “Por qué”:


¿Por que visto hoy de esta manera?

  • Comodidad
  • Dejadez
  • Aburrimiento
  • Porque no sé hacerlo de otra manera
  • Porque no me atrevo a probar…
  • Otros: completa tú la respuesta que mejor te describa…

Como ves, esta pregunta te da las razones: el conjunto de pensamientos, opiniones y creencias sobre ti que quizá te sean validos o tal vez no.

Yo que tú las cuestionaría a ver que encuentras nuevo sobre ti.

Las razones bien argumentadas son un arma de doble filo:

(más…)